Aneurismas
Escrito por Estefanía Hernández Benito, Licenciada en Farmacia
Revisado por Dr. Pablo Rivas, especialista en medicina interna
Controlar los factores de riesgo, como la obesidad o la hipertensión, es fundamental para evitar la aparición de un aneurisma, una dilatación de un vaso sanguíneo que puede llegar a ocasionar su ruptura.

Síntomas de un aneurisma

Síntomas de un aneurisma de la aorta torácica

Los síntomas y la evolución espontánea de los aneurismas de la aorta torácica dependen de su localización. La mayoría de los aneurismas de la aorta torácica son asintomáticos. Sin embargo, la compresión o erosión de los tejidos adyacentes puede provocar síntomas como dolor torácico, disnea (sensación de que falta el aire), tos, ronquera o disfagia (dificultad para tragar).

Síntomas de un aneurisma de la aorta abdominal

Por lo general el aneurisma abdominal no produce síntomas y suele detectarse durante una exploración de rutina como una masa palpable, pulsátil y no dolorosa, o constituye un hallazgo radiológico o ecográfico casual en un estudio realizado por otras razones. Sin embargo, a medida que los aneurismas de aorta abdominal se expanden, pueden volverse dolorosos. En este caso, el paciente puede percibir fuertes pulsaciones en el abdomen, o un dolor torácico, lumbar o en el escroto. El dolor debido al aneurisma anuncia su rotura, y es una urgencia médica. Lo más frecuente es que la rotura se produzca sin previo aviso, y siempre amenaza la vida. La rotura, que requiere una intervención quirúrgica urgente, está acompañada de dolor agudo e hipotensión.

 

Temas en este artículo

Actualizado: 15/07/2013

PUBLICIDAD

Entrevista

Dr. Ignacio Jáuregui

Experto en urticaria

“En el tratamiento de la urticaria crónica se están obteniendo resultados muy prometedores, y en muchos casos espectaculares, con un anticuerpo monoclonal que se diseñó para tratar el asma grave”

 

Dos litros de orina al día pueden evitar los cálculos renales

Los expertos recomiendan que las personas que hayan tenido un cálculo renal tomen muchos líquidos o fármacos diuréticos, ya que producir al menos dos litros de orina al día reduce el riesgo de formar más piedras.

Fuente: 'Colegio Americano de Médicos'

 

PUBLICIDAD