Intoxicación por Anisakis
Revisado por Dr. Pablo Rivas, especialista en medicina interna
Te explicamos los pasos que debes seguir para evitar la aparición del anisakis, un desagradable bichito, presente sobre todo en los pescados crudos o poco cocinados, causante de una peligrosa intoxicación.

Tratamiento del Anisakis

El mejor tratamiento de la infección intestinal es la extracción del parásito del anisakis de forma precoz por medio de una endoscopia digestiva alta. El gusano tiende a meterse por debajo de la mucosa del tubo digestivo, por ello, cuanto más se retrasa la realización de la endoscopia digestiva más difícil es el diagnóstico y la posible curación por medio de la extracción del parásito. A veces es necesaria la extracción del gusano por medio de una cirugía, especialmente si aparecen complicaciones como una obstrucción intestinal o una peritonitis.

En muchas ocasiones, el tratamiento sintomático del anisakis es suficiente, pues la infección se suele acabar curando sola con el tiempo. Se suelen dar antiácidos para las molestias intestinales, pues disminuyen la irritación que puede estar causando el parásito en la mucosa del intestino. Para el tratamiento de los síntomas alérgicos, se suelen recomendar antihistamínicos, corticoides, e incluso adrenalina en caso de síntomas muy graves.

El tratamiento de la anisakiasis con medicamentos antiparasitarios, como el albendazol, podría ser de utilidad aunque no existe mucha evidencia de su eficacia.

En cualquier caso, los medicamentos deberán ser siempre prescritos por su médico de familia o alergólogo.

 
Actualizado: 16/05/2014

PUBLICIDAD

Entrevista

Dr. Ramón Cantero

Experto en hemorroides

"Con técnicas como la desarterialización hemorroidal transanal no hay alteración de la continencia y no hay posibilidad de infección. Además, el postoperatorio es más llevadero, ya que la cirugía convencional es bastante dolorosa"

 

40% de los nuevos casos de ébola se ha producido en las últimas tres semanas

El 62% de los casos reportados se dan en las zonas más afectadas, especialmente en Liberia y, según la OMS, el número de enfermos podría ser entre dos y cuatro veces mayor de lo que se cree.

Fuente: 'Organización Mundial de la Salud'

 

PUBLICIDAD