Artritis reumatoide
Escrito por Estefanía Hernández Benito, Licenciada en Farmacia
No se conoce la causa de esta enfermedad crónica, que afecta a las articulaciones provocando inflamación y dolor. Aunque no se puede prevenir, seguir algunas recomendaciones puede aliviar los síntomas de la artritis reumatoide.

Causas de la artritis reumatoide

Se desconocen las causas que originan la artritis reumatoide; se presenta con más frecuencia en personas con una predisposición genética, sin embargo, no es hereditaria. Se han estudiado agentes infecciosos (bacterias, virus,...) y aunque se han encontrado datos sugerentes en algunos casos, no hay evidencias que impliquen a alguno en concreto. Se considera que esta enfermedad es el resultado de la acción de un antígeno o agente extraño, procedente del exterior del organismo, o de un agente interno, es decir, un autoantígeno, que favorece la formación de un anticuerpo y, por tanto, de inmunocomplejos, traduciéndose todo el proceso en una inflamación de las articulaciones. Esta respuesta inflamatoria exagerada da lugar a la erosión y destrucción articulares.

¿Qué personas padecen la artritis reumatoride?

La artritis reumatoide afecta al 1% de la población aproximadamente. La edad de presentación puede ser cualquiera, aunque se presenta con mayor frecuencia de los 40 a los 60 años. Es una enfermedad que predomina en la mujer, con una proporción 3:1 con respecto al varón, aunque también puede aparecer en estos y en los niños. En cuanto a la raza, no tiene preferencia por ninguna en la que la artritis reumatoide sea más común.

 
Actualizado: 27/08/2013

PUBLICIDAD

Entrevista

Mariano Esteban

Virólogo experto en ébola

"Al igual que el suero hiperinmune, el ZMapp se tiene que administrar al enfermo lo más rápidamente posible tras la infección, y en ese caso sí demuestra eficacia"

 

10 Kilos de media pueden engordar las mujeres en la perimenopausia

Practicar ejercicio, tanto aeróbico, como el que está dirigido a mejorar los músculos y la flexibilidad, y una dieta equilibrada, orientada a mantener la masa muscular, son claves para evitar la acumulación de grasa.

Fuente: 'Instituto Médico Europeo de la Obesidad'

 

PUBLICIDAD