PUBLICIDAD

Salud al día
Astigmatismo
Una alteración en la curvatura de la córnea, casi siempre congénita, es la causa de que las imágenes se vean borrosas. Si las gafas no te resultan cómodas, actualmente ya te pueden corregir el astigmatismo con cirugía.
Escrito por Olga Díez Jambrina, Bióloga
Revisado por Dr. José Antonio Nuevo González, Especialista en Medicina Interna. Servicio de Urgencias del Hospital Gregorio Marañón de Madrid

Qué es el astigmatismo

¿Qué es el astigmatismo?

El astigmatismo es un trastorno ocular muy común, caracterizado por una alteración en la curvatura de la córnea, que origina un error de refracción en el ojo, que tiene como consecuencia la percepción borrosa de las imágenes. La córnea es una capa transparente y de forma esférica que cubre la zona frontal del globo ocular, y cumple la función de proteger al iris y al cristalino. Las personas con astigmatismo tienen la visión desenfocada porque su córnea está anormalmente curvada.

Por todo ello, se trata posiblemente del defecto por el que más personas visitas al oftalmólogo. Y es en el astigmatismo se ven afectadas tanta la visión de cerca como la de lejos, ya que se hace difícil visualizar detalles de las imágenes y objetos. Es fácil de diagnosticar y en casos leves no suele ser necesario ningún tratamiento. Sin embargo, se puede corregir –aunque no eliminar– con el uso de gafas o lentes de contacto, o recurrir a cirugía láser para reducirlo o hacerlo desaparecer con mayor efectividad.

Aunque para un adulto puede ser evidente que no ve correctamente, hay que tener en cuenta que los niños pueden no ser del todo de conscientes que ven borroso, por lo que quizá no se quejen, aunque esto puede llegar a afectarles, por ejemplo, en la escuela o en la práctica de diversos deportes. Si no se corrige podría desembocar en una ambliopía. Por lo cual es conveniente que en estas edades escolares pasen controles oftalmológicos para poder detectar este y otros problemas similares a tiempo.

Causas del astigmatismo

Se desconoce el origen de esta afección, que suele ser congénita (está presente desde el nacimiento), y frecuentemente aparece asociada a otros trastornos oculares como la miopía (astigmatismo miópico) y la hipermetropía (astigmatismo hipermetrópico).

El astigmatismo también puede ser adquirido y, en este caso, se produce como consecuencia de cualquier alteración que pueda modificar la morfología normal de la córnea, como intervenciones quirúrgicas (operación de cataratas o trasplante corneal), traumatismos o enfermedades.

El astigmatismo puede ser considerado corneal (cuando es la córnea la que tiene una forma irregular), o bien lenticular (cuando es la forma del cristalino o lente la que se distorsiona).

Actualizado: 7 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

10%
de la población española sufre dermatitis atópica
'Fuente: 'XII Congreso Mundial de Dermatología Pediátrica y la Asociación Española de Pacientes y Familiares de Dermatitis Atópica’'