PUBLICIDAD

Noticias Bebés y niños

Disminuye la gravedad de la bronquiolitis en los niños

El número de casos de broquiolitis en niños no ha disminuido, pero los episodios ahora son menos graves gracias a la reducción del consumo de tabaco y a que los padres acuden al pediatra ante los primeros síntomas.
Niño pequeño con mascarilla

Los padres acuden al pediatra en cuanto aprecian los primeros síntomas de bronquiolitis

22 de Diciembre de 2014

Aunque el número de casos de bronquiolitis en los niños no ha disminuido y se mantiene estable, los episodios son ahora menos graves gracias a que se ha reducido el consumo de tabaco y a que los padres conocen esta enfermedad y suelen llevar a sus hijos al pediatra rápidamente en cuanto aprecian los primeros síntomas.

La bronquiolitis está causada por el virus respiratorio sincitial (VRS) y afecta especialmente a los bebés menores de 12 meses, a los que les provoca una dificultad respiratoria progresiva que, en numerosas ocasiones obliga a ingresar al pequeño en un centro hospitalario. Los principales factores de riesgo para que el bebé padezca esta enfermedad son que sea prematuro, que sufra trastornos cardiopulmonares o inmunodeficiencia, y que tenga menos de 12 semanas de edad.

Los principales factores de riesgo para que el bebé padezca bronquiolitis son que sea prematuro, que sufra trastornos cardiopulmonares o inmunodeficiencia, y que tenga menos de 12 semanas

El hecho de que los padres sean fumadores también se asocia a un mayor riesgo de bronquiolitis, así como los problemas de alergia, ya que pueden desencadenar una inflamación pulmonar que favorezca la implantación del VRS. Este virus es muy contagioso y se transmite de persona a persona o a través de superficies y objetos contaminados, por lo que los expertos aconsejan extremar la higiene en el caso de estar resfriado y mantener contacto con bebés.

En el tratamiento de la bronquiolitis, los expertos aconsejan emplear suero salino para limpiar la nariz y en el caso de los pacientes ingresados administrarles oxígeno cuando sea necesario. Para prevenir su aparición, además de adoptar medidas de higiene para evitar el contagio, es importante alimentar a los bebés con lactancia materna hasta los seis meses, y no exponer nunca a los pequeños al humo del tabaco.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

84%
de los pacientes con asma piensa que la enfermedad limita sus actividades cotidianas
'Fuente: 'Estudio ‘Still Fighting for Breath’ (Luchando por Respirar)''