PUBLICIDAD

Bebés y niños
Enuresis nocturna
A partir de los cinco años, hacerse pis en la cama es un problema que hay que atajar cuanto antes. Descubre a qué puede deberse la enuresis nocturna y cómo puedes ayudar a tu hijo a solucionar sus problemas con el pipí.
Escrito por Olga Díez Jambrina, Bióloga

Tratamiento de la enuresis nocturna

Es importante no demorarse en el inicio del tratamiento de la enuresis nocturna, para resolver el problema cuanto antes y evitar al niño problemas sociales, ya que puede ser una fuente de gran tensión emocional que afecte a sus relaciones con el entorno.

En el tratamiento de la enuresis nocturna, los padres tienen un papel fundamental para mejorar la situación del niño.

  • Se debe desdramatizar el problema. Hay que hacer todo lo posible para que el niño entienda que no debe mojar la cama y que debe hacer un esfuerzo por controlar la orina, pero sin enfadarse cuando no lo consiga, ya que los castigos y las reprimendas no le ayudarán. El aprendizaje del niño lleva su tiempo, por lo que hay que tener paciencia. Animarlo es la mejor manera de enfrentar el problema.
  • Hay que prestar especial atención y asegurarse de que el niño va al baño con la frecuencia adecuada durante el día y, sobre todo, de que no retenga la orina durante periodos prolongados de tiempo.
  • Además, deberá orinar antes de irse a dormir para que la vejiga tenga la menor cantidad de orina posible durante la noche.
  • Levantar al niño a media noche para que vaya a orinar no es útil, puesto que él no aprende a despertarse solo.
  • Puede ayudarle saber que otros han estado en su misma situación.

Por otro lado, el niño puede realizar una serie de tareas incluidas dentro del tratamiento de la enuresis nocturna:

  • Puede realizar un calendario en el que registre las noches secas y las húmedas, donde irá viendo sus progresos, y los padres le pueden incentivar con algún premio cuando vaya mejorando.
  • Realizar actividades que mejoren la capacidad vesical como, por ejemplo, detener la micción varias veces cuando esté orinando.
  • Se aconseja que el niño cambie su pijama y las sábanas que ha mojado, no como castigo, sino para que sea consciente del problema.

Existe un método con una alta tasa de efectividad. Se trata de las alarmas que despiertan al niño cuando este comienza a orinar, de manera que es consciente de lo que ocurre y puede levantarse e ir al baño. Las más modernas adoptan forma de reloj de pulsera con sensores de humedad muy pequeños que se deben situar en la ropa interior.

Igualmente, el médico puede considerar necesario prescribir un tratamiento farmacológico como desmopresina, que es un análogo de la hormona antidiurética y provoca una reducción de la enuresis. Sin embargo, esta reducción se presenta casi exclusivamente mientras se está administrando el fármaco, reapareciendo los episodios de enuresis cuando cesa el consumo del mismo, de manera que se debe complementar con las alarmas. Hace tiempo se utilizada imipramina, que es un antidepresivo tricíclico que provoca un efecto similar a la desmopresina y es más barato; sin embargo, produce efectos secundarios más adversos.

Por supuesto, si la causa de la enuresis es física, se deberá tratar según lo indicado para cada caso y, si fuese psicológica, es preciso acudir a un psicólogo.

Actualizado: 1 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

51%
de los chicos y el 69% de las chicas padecen problemas de espalda antes de cumplir 15 años
'Fuente: 'Red Española de Investigadores en Dolencias de la Espalda (REIDE)''

PUBLICIDAD