PUBLICIDAD

Bebés y niños
Regurgitaciones y vómitos del bebé
Las regurgitaciones y vómitos son muy frecuentes en los recién nacidos. Te enseñamos cómo distinguirlos, sus causas, cómo actuar cuándo suceden y cuándo debemos preocuparnos.
Escrito por Dra. María Teresa Romero Rubio, Pediatra

Vómitos del recién nacido

El vómito es una respuesta coordinada del tubo digestivo y de la pared abdominal y torácica cuya consecuencia es la expulsión forzada de contenido gástrico. En el recién nacido y lactante de corta edad la presencia de vómitos repetidos hace sugerir al pediatra una serie de causas que según la historia que narren los padres orientará hacia una u otra etiología.

En el caso de este tipo de vómitos en el recién nacido debemos primero descartar que no existe una sobrealimentación o que no se trata de un reflujo gastroesofágico que tiene otras características, como las que veremos a continuación.

En un recién nacido (menor de un mes) que presenta vómitos de forma repetida, proyectivos, de contenido alimentario y tras todas las tomas, habrá que descartar una entidad llamada estenosis hipertrófica de píloro. En este caso hay una obstrucción en la válvula que vacía el estómago, por lo que el bebé no puede alimentarse adecuadamente. El diagnóstico vendrá dado por la sospecha clínica y se confirmará al realizar una ecografía abdominal. En este caso, el tratamiento es quirúrgico, haciendo una incisión que abre el píloro (pilorotomía), permitiendo que se restablezca el tránsito gastrointestinal.

Otras causas importantes de vómitos en el recién nacido son las infecciones de orina, , malformaciones del tubo digestivo o trastornos de origen metabólico.

Actualizado: 1 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

51%
de los chicos y el 69% de las chicas padecen problemas de espalda antes de cumplir 15 años
'Fuente: 'Red Española de Investigadores en Dolencias de la Espalda (REIDE)''

PUBLICIDAD