PUBLICIDAD

Bebés y niños
Vigilabebés
En el mercado hay una gran variedad de dispositivos vigilabebés y de recursos para controlar el bienestar de tu hijo, algunos muy sofisticados. Estos consejos te ayudarán a elegir el más adecuado para ti.
Escrito por Amparo Luque, Periodista experta en embarazo e infancia

Claves de uso del vigilabebés

Vigilabebés

Al instalar el vigilabebés presta mucha atención a que tanto el dispositivo como los cables resulten inaccesibles para el niño. 

Una vez comprado el dispositivo vigilabebés, también has de tener en cuenta algunas consideraciones para poder darle el mejor uso posible y aprovechar todas sus prestaciones.

Lo primero es hacer una instalación segura, que quede fuera del alcance de tu bebé (algunas cámaras están pensadas para engancharse en la cuna, por ejemplo). Normalmente, en el caso de los intercomunicadores, la unidad que vigila al bebé suele llevar una toma de corriente y se debe instalar en un punto fijo, y con las cámaras puede pasar lo mismo. Por tanto, lo mejor es buscar un lugar inaccesible para el niño, sin cables de por medio y con el dispositivo bien afianzado. Ponerlo en una estantería alta o en una pared será una buena opción. Ten presente que en cuanto tu hijo adquiera más movilidad y comience a gatear o a andar, su afán exploratorio le llevará a tocar y coger todo.

Además, puede ser que necesites cámaras adicionales para situarlas en diferentes ángulos de una misma habitación, en distintas estancias de la casa, o para vigilar a más de un niño desde un solo monitor. Igualmente las colocaremos fuera del alcance de nuestros hijos.

También es importante que instales el vigilabebés a una distancia prudencial del pequeño ya que, aunque hayas adquirido un dispositivo de baja radiación, toda precaución es poca. 

En cuanto a las interferencias, es una de las prestaciones que más aprecian los usuarios de los vigilabebés; se valora mucho tanto una imagen como un sonido nítidos. Pero hay que tener en cuenta que otros aparatos eléctricos de la casa como teléfonos inalámbricos, microondas o redes WiFi, e incluso vigilabebés de los vecinos que usen el mismo canal de transmisión, pueden interferir con el tuyo. Por eso, a veces pueden aparecer líneas o parpadeos en la pantalla y zumbidos sonoros.

La tecnología digital es muy eficaz para conseguir los mejores resultados en este sentido pero, especialmente si tu dispositivo no dispone de ella, debes procurar alejarlo de estas fuentes de interferencias.

Por último, puede ser que el vigilabebés reaccione constantemente a numerosos sonidos que no son los que hace tu pequeño. Intenta distanciarlo de fuentes de sonido como una ventana, por ejemplo, o asegúrate de que la opción de sensibilidad de la activación por voz no está configurada demasiado alta.   

Actualizado: 26 de Abril de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Amparo Luque

Periodista experta en embarazo e infancia
Amparo Luque

PUBLICIDAD

Salud en cifras

51%
de los chicos y el 69% de las chicas padecen problemas de espalda antes de cumplir 15 años
'Fuente: 'Red Española de Investigadores en Dolencias de la Espalda (REIDE)''

PUBLICIDAD