PUBLICIDAD

Bebés y niños
Baby shower
Los baby shower son fiestas de amigos y familiares, que suelen realizarse en el último trimestre del embarazo para celebrar con un aluvión de regalos la llegada del bebé. Te damos ideas para su organización.
Escrito por María Hidalgo, Periodista especializada en embarazo e infancia

Cómo organizar un baby shower

A la hora de organizar un baby shower hay varias cosas en las que debemos pensar con antelación, desde dónde celebrar la fiesta o a quién invitaremos y cómo y cuándo llegar las invitaciones:

Cuándo y dónde celebrar la fiesta

El lugar donde celebrar el baby shower no tiene reglas fijas. Se suele elegir el hogar de la futura mamá, la casa de la abuela, de una amiga, de la hermana… o bien un sitio público como un club, un restaurante o una cafetería, un parque e incluso en una discoteca, cuando acuden muchos invitados. La comida y la bebida tienen un papel protagonista en este evento, aunque no se trata de preparar comidas o cenas formales. Por el contrario, los baby shower suelen realizarse a media mañana o a media tarde para que coincidan con el brunch sajón o con el aperitivo latino, si se celebran por la mañana, o con la merienda, si la cita es por la tarde.

La fecha también es de libre elección. Los baby showers son más divertidos en el último trimestre del embarazo, cuando la futura mamá puede lucir con orgullo su barriga de embarazada. Suelen celebrarse a partir del sexto mes de embarazo, concretamente el séptimo y el octavo son los meses preferidos. No obstante, algunas familias prefieren celebrar esta fiesta de forma tardía, lo que permite presentar al bebé a todos los amigos y miembros de la familia.

Antes de marcar una fecha en el calendario para la fiesta es preciso consultarlo con los invitados. Para ellos es práctico crear un grupo de WhatsApp para la lista de invitados o consultar por correo electrónico con todos ellos para determinar el mejor fin de semana disponible para la mayoría. Así, nadie faltará a la cita.

Los invitados al baby shower

¿Una fiesta de mujeres, o de hombres, o un baby shower mixto? ¿Con familia y amigos, o con compañeros de trabajo? Las posibilidades son variadas y para todos los gustos. Tanto si tiene un carácter tradicional o moderno, o si se trata de una reunión íntima o multitudinaria, elaborar una lista de invitados es fundamental. Lo ideal es terminar la lista con la ayuda de los futuros papás para no olvidarse de nadie o invitar a alguien que los padres hubieran preferido excluir.

La decisión sobre la lista de los invitados ayuda además a planificar otras cuestiones como las invitaciones, la decoración, la temática, el lugar de la celebración, la comida… Este es el caso de los baby showers para el futuro papá. Los baby showers para hombres se suelen celebrar en bares o pubs, en la casa del futuro abuelo o en la casa de alguno de sus amigos. Suelen coincidir con la emisión de algún importante evento deportivo o bien se organizan en torno a juegos de mesa o de videojuegos. Son los amigos del futuro papá quienes se encargan, generalmente, de organizar la  fiesta y agasajarle con regalos para ayudarle con la llegada de su bebé.

Las baby showers mixtos son habituales en las familias latinas. Y además suelen ser multitudinarios ya que acuden varias generaciones, desde abuelos a nietos, y se aprovecha para invitar a los amigos también. Esto implica organizar actividades para niños y adultos, contar con un lugar tranquilo para el descanso de los bebés, preparar distintos tipos de comida para adultos y para niños, y disponer de un espacio mayor.

Elaborar la lista de invitados cuando se trata de un baby shower sorpresa suele ser más complicado. Para dar en el clavo, conviene ser una persona muy cercana a los padres o contar con un cómplice cercano a ellos que pueda ayudar para no dejar a nadie fuera.

Las invitaciones para el baby shower

Invitación baby shower

Tus invitados pueden recibir sus invitaciones tradicionales o virtuales, bien por correo o e mail. Puedes comprarlas, hacerlas de manera artesanal, imprimirlas o diseñarlas con movimiento. Lo importante es el mensaje y que incluyan la información básica de la invitación: qué, cuándo, dónde, confirmación y, si se ha realizado una lista o registro de regalos, los datos de contacto.

Si es posible, tres semanas es el tiempo perfecto para enviar con antelación las invitaciones al baby shower. De este modo, es más fácil cuadrar agendas para reservar ese día.
 

Actualizado: 8 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

51%
de los chicos y el 69% de las chicas padecen problemas de espalda antes de cumplir 15 años
'Fuente: 'Red Española de Investigadores en Dolencias de la Espalda (REIDE)''

PUBLICIDAD