PUBLICIDAD

Bebés y niños
Kit de viaje para el bebé
Al salir de viaje con tu bebé debes llevar lo necesario para su comodidad y los cuidados que requiere. Toma nota de lo que no puede faltar en tu maletero si vais de vacaciones con vuestro hijo a la playa o la montaña.
Escrito por Amparo Luque, Periodista experta en embarazo e infancia

Equipaje del bebé: ropa para el viaje y útiles de transporte

Cualquiera que se haya lanzado a la aventura de realizar un trayecto largo con el bebé destino a sus vacaciones, sabe que es una operación de riesgo. Y es que, este quizás sea uno de los ámbitos más complicados de preparar para cualquier viaje, porque es evidente que el bebé se ensucia con facilidad (pipí, caca o vómitos y regurgitaciones) y hay que disponer de ropa de recambio. Además, dependiendo de la temperatura, deberemos contar con más o menos ropa de abrigo. Por eso, es fundamental elegir prendas versátiles, combinables y, por supuesto, cómodas (y también que sean fáciles de lavar). El objetivo es reducir el equipaje lo máximo posible, aunque hay ropa que no puede faltar:

  • Un conjunto de ropa por día y alguno más extra. Aquí incluiremos los bodies, unas prendas imprescindibles de las que necesitaremos más unidades porque se ensucian fácilmente.
  • Dos pijamas.
  • Un par de chaquetas no muy gordas. Eso sí, si por el destino elegido o por la época del año va a hacer más frío, habrá que llevar ropa más abrigada, incluidos guantes, bufanda y gorro; y alguna prenda de protección frente a la lluvia.
  • Dos pares de zapatos (aunque si el bebé no anda, los calcetines serán suficientes para calzarle).
  • Dos o tres bañadores (pañal acuático): si vamos a un sitio con playa o piscina.

Además hemos de contar con una pequeña bolsa o mochila para llevar las cosas básicas en nuestras salidas diarias con el bebé. En el caso de que viajemos en avión, procuraremos recopilar la ropa de nuestro pequeño en una maleta de mano, para no tener que facturarla y poder disponer de ella en cualquier momento que lo necesitemos (y no arriesgarnos a que se pierda).

Por último, será muy útil llevar una mantita fina o incluso un fular nuestro, para arroparlo en caso de que haga frío (en los medios de transporte o en algunos lugares pueden poner el aire acondicionado muy alto, por ejemplo).

Útiles para transportar al bebé

Cuando estemos planificando el viaje hemos de tener en cuenta cómo transportaremos al bebé de un lado al otro en nuestro lugar de destino. Tenemos varias opciones:

  • Sistema de porteo: mochila trasera, portabebés delantero, bandolera, mei tai… Cualquiera de ellos nos permitirá movernos con libertad con nuestro pequeño y que él vaya disfrutando de todo lo que le rodea.
  • Silla de paseo: si el bebé ya es más mayor y pesa mucho, iremos más cómodos con un carrito de paseo. Podemos hacernos con uno más económico exclusivamente para los viajes; ligero y fácil de transportar. Además, será totalmente reclinable para que el bebé pueda dormir siempre que quiera (en los viajes hay momentos de largas esperas). Nos podemos informar de si el lugar al que vamos dispone de algún servicio de alquiler de sillas de paseo, lo que sin duda será muy útil para un uso puntual.
  • Silla de auto: si vamos a viajar con el bebé en automóvil, es un accesorio imprescindible para la seguridad de nuestro pequeño. Normalmente las empresas de alquiler de coche incluyen los sistemas de retención infantil adecuados. 

Actualizado: 12 de Junio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Amparo Luque

Periodista experta en embarazo e infancia
Amparo Luque

PUBLICIDAD

Salud en cifras

51%
de los chicos y el 69% de las chicas padecen problemas de espalda antes de cumplir 15 años
'Fuente: 'Red Española de Investigadores en Dolencias de la Espalda (REIDE)''

PUBLICIDAD