PUBLICIDAD

Bebés y niños
Baby shower
Los baby shower son fiestas de amigos y familiares, que suelen realizarse en el último trimestre del embarazo para celebrar con un aluvión de regalos la llegada del bebé. Te damos ideas para su organización.
Escrito por María Hidalgo, Periodista especializada en embarazo e infancia

Ideas para celebrar un baby shower

Si estás pensando en organizar un baby shower hay cuatro claves a tener en cuenta: comida, decoración, juegos y recuerdos. Toma nota de cómo acertar en todos ellos:

La comida para el baby shower

La principal ventaja del baby shower es que permite quedar bien ofreciendo un menú propio del brunch con sándwiches naturales, canapés y zumos, por ejemplo, o elaborado a base de platos salados propios de un buffet para el picoteo, si la celebración se realiza a media mañana. Si la merienda es a media tarde, un surtido de dulce y salado, con café o té y zumos o refrescos, hará las delicias de tus invitados. Para las más golosas y exquisitas, no pueden faltar las pastas de té, las cupcakes y las galletas decoradas.

En función del presupuesto destinado para la fiesta y de su carácter formal o informal, siempre se puede elegir el menú y encargar la comida a un catering o pedir ayuda a las amigas más cercanas para que ayuden cocinando para la fiesta. En Estados Unidos, es habitual pedir a los invitados que acudan a la fiesta con algún plato para compartir y poner en común. Son las fiestas al estilo potluck o de traje (tú traes esto, tú esto otro), que descargan de mucho trabajo a los anfitriones. Entre los latinos esta costumbre no está tan extendida, por considerarlo una molestia para el invitado, pero poco a poco, se está implantando sobre todo cuando los invitados son personas de confianza.

El plato estrella de la comida de un baby shower siempre será la tarta, un pastel de varios pisos decorado con los motivos elegidos que recuerden el sexo del bebé o la temática de la fiesta.

La decoración del baby shower

La comida en un baby shower

La decoración de la fiesta del baby shower es fundamental, transforma el ambiente, da un toque personal a la celebración y las fotografías de recuerdo salen preciosas. Para realizar la decoración es imprescindible haber elegido el tema de la fiesta previamente, lo que dará pie a crear multitud de detalles a juego para decorar las mesas, las sillas, los platos, los vasos, la tarta, los centros de flores, las guirnaldas, los pompones… El evento puede ser temático, coincidiendo con el sexo del bebé, o se puede dejar volar la imaginación e ir más allá ambientándolo con personajes infantiles, temática de cuentos, circo, mariposas, ositos, cigüeñas, hadas…

La temática en la decoración se puede ampliar a otros aspectos también como la presentación de la comida y las bebidas, la música, y como no, la piñata, que puede adquirir formas diversas.

Algunos de los elementos que no pueden faltar en la decoración de un baby shower son la torta o tarta de pañales, la guirnalda de bienvenida, los pompones, el árbol de los deseos, las tartas de cajas de regalos, los vasos y platos personalizados…

Los juegos para el baby shower

Son el alma de la fiesta, sirven para hacer más divertida la celebración y amenizan la reunión. Los juegos simbolizan una de las principales tradiciones del baby shower y siempre están presentes en estos eventos. Prepararlos con anticipación es fundamental, ya que algunos precisan de ciertos materiales para jugar. Estos son algunos de los más divertidos:

  1. Cuánto mide la panza. Se reparten cintas y tijeras a los invitados para que calculen lo más exactamente posible la medida del contorno de la barriga de la futura mamá. Gana el que se aproxime más.
  2. Bingo del bebé. Una versión del bingo clásico, pero con palabras relacionadas con bebé. Hay que preparar previamente los cartones o las hojas para cantar línea o bingo.
  3. Pañal sorpresa. Consiste en colocar un regalo o un bombón dentro de un pañal y entre varios intentar adivinar dónde se encuentra.
  4. ¿Quién es ese bebé? Es preciso pedir previamente a los invitados unas fotografías suyas de cuando eran bebés. El juego consiste en adivinar quién es quién con cada fotografía.
  5. Palabras del bebé. ¿Cuántas palabras conoces sobre el universo del bebé? Se elige una letra y se marca un tiempo. Gana quien más palabras haya escrito.
  6. Globos y zapatos. Con un globo atado sobre la barriga hay que atarse los cordones de un zapato o deportiva en el menor tiempo posible.
  7. Dale el biberón. Llena varios biberones con zumo y dáselos a los invitados por parejas. Hay que bebérselo en el menor tiempo posible.
  8. Elegir el nombre del bebé. Consiste en escribir el mayor número de nombres posibles cuando la futura mamá dice una letra de abecedario.
  9. Vamos a comer. La futura mamá debe darle de comer a papá unas natillas con los ojos vendados.
  10. El ajuar del bebé. Llena una bolsa con objetos de bebé. Venda los ojos a los invitados, quienes deberán adivinar el objeto al tacto.

Los recuerdos

Es costumbre entregar un pequeño regalo o recuerdo a los invitados al final de la fiesta. Suelen ser objetos diminutos comprados o hechos a mano, relacionados con el bebé, con su nombre o con la temática de la fiesta premamá y llevan una tarjeta con una frase dulce para recordar, el nombre del bebé y la fecha del baby shower.

Actualizado: 8 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD