PUBLICIDAD

Bebés y niños
Cómo vestir al bebé
Tu retoño ya está aquí y ahora toca vestirle para el día a día, una tarea nada sencilla si tenemos en cuenta el ritmo al que crecen los bebés. Por ello, aquí tienes algunas ideas para hacerlo con estilo y comodidad.
Escrito por Eva Salabert, Periodista experta en salud

Recomendaciones para cambiar al bebé

Mamá cambiándole la ropita a su bebé en el cambiador

Antes de desvestir al bebé asegúrate de tener preparado todo lo necesario.

A los bebés hay que cambiarles con frecuencia el pañal, y también la ropita. A continuación te damos algunas pautas para que te resulte más sencillo:

  • Antes de desvestirle, comprueba que tienes preparado todo lo necesario.
  • Para evitar que se enfríe mientras le vistes, es importante que la temperatura de la habitación del bebé no sea inferior a 25 grados. Poco a poco irá tolerando mejor el frío y el calor, a medida que gana peso y aumentan sus defensas.
  • Coloca al bebé boca arriba sobre una superficie firme (la cama, un cambiador para bebés, una colchoneta situada sobre una mesa…), que no esté dura ni fría (recuerda que para poder mantener la temperatura, él gasta energía cada vez que pierde calor). Nunca le dejes solo sobre el cambiador.
  • Maneja al bebé con cuidado, evitando los movimientos bruscos, sin olvidar que si todavía es muy pequeño no es capaz de sostener su cabeza.
  • Cuando le pongas una camiseta o jersey, debes estirar el cuello de la prenda y mantenerlo abierto mientras se la pasas por la cabecita, procurando no rozarle la cara.
  • Si se trata de una prenda de una sola pieza, debes empezar por meter los pies y continuar hacia arriba. A la hora de abrocharla, empieza también desde abajo hasta arriba.
  • Para colocarle las mangas nunca debes tirar de sus bracitos, tienes que arrugar la manga y ensanchar su abertura, pasar el puñito del bebé a través de la abertura, y después deslizar la manga con suavidad sobre el bracito. Lo ideal es que las mangas sean amplias para que la tarea resulte más sencilla.
  • A los bebés no les suele gustar que los manipulen, así que intenta convertir el cambio de ropa en un juego. Háblale con cariño, cántale, enséñale (aunque todavía no te entienda) dónde están sus pies, su cabeza y sus manitas. Con el tiempo, asociará vestirse con un momento agradable.

Actualizado: 26 de Abril de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

51%
de los chicos y el 69% de las chicas padecen problemas de espalda antes de cumplir 15 años
'Fuente: 'Red Española de Investigadores en Dolencias de la Espalda (REIDE)''

PUBLICIDAD