PUBLICIDAD

Bebés y niños
Chupete, ¿sí o no?
Los poderes del chupete son de sobra conocidos por cualquier padre. Claro que no todo son ventajas. Despejamos las dudas sobre la conveniencia o no de su empleo, aunque la última decisión es vuestra.
Escrito por Alhelí Quintanilla, Periodista especializada en infancia y embarazo

Ventajas del uso del chupete

Entre los beneficios que se le atribuyen al uso del chupete encontramos los siguientes:

  • Según recientes investigaciones, el chupete, debido a algún proceso aún no identificado, disminuye el riesgo de muerte súbita del lactante (SMSL) cuando el niño lo utiliza durante el sueño, tanto nocturno como en las siestas.
  • Por mucho que exista la percepción de que chuparse el dedo es un acto natural, y por lo tanto saludable, lo cierto es que los especialistas coinciden en que es bastante más peligroso llevarse el pulgar a la boca que recurrir al chupete: éstos son más fáciles de esterilizar; ocasionan menos problemas –y menos graves– en la dentición y una vez llegado el momento oportuno, se pueden tirar a la basura.
  • Efecto calmante: durante los primeros meses el bebé llora mucho y, a veces, durante largos periodos. Si dándole un chupete, el bebé se calma, entonces los padres se estresarán menos y se protegerá la relación padre-hijo.
  • Le ayuda a conciliar el sueño y a que éste sea de mayor calidad: los bebés que utilizan chupete son, en general, capaces de volverse a dormir por la noche antes que los otros y de espaciar sus tomas nocturnas.
  • El chupete mitiga el dolor si el bebé tiene que ser sometido a algún tratamiento desagradable o doloroso. De ahí que esté especialmente aconsejado en las unidades neonatales.

Actualizado: 31 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

51%
de los chicos y el 69% de las chicas padecen problemas de espalda antes de cumplir 15 años
'Fuente: 'Red Española de Investigadores en Dolencias de la Espalda (REIDE)''

PUBLICIDAD