PUBLICIDAD

Bebés y niños
Dentición en el bebé
Algunos niños nacen con algún diente, pero lo normal es que estos comiencen a salir a partir de los tres meses de vida. Conoce, paso a paso, el proceso de la dentición en tu bebé y cómo mitigar sus molestias.
Escrito por Raquel Calderón, Odontóloga

Molestias y consejos para la dentición temporal

La erupción de la dentición temporal no suele acarrear mucha sintomatología. Sí es normal que aparezca una ligera hinchazón y enrojecimiento en las encías. Estos síntomas preceden a una ligera isquemia (disminución del riego sanguíneo) en el punto en el que el diente se abre paso a través de la encía. Puede que el niño presente un poco de fiebre a causa de la inflamación, así como dolor, que se alivia con la presión. También se producirá un aumento en la secreción de saliva, y el bebé babeará e intentará morder las cosas que estén a su alcance.

Los bebés pueden mostrarse intranquilos e irritables durante días o semanas, con episodios de llanto, y cambios en sus pautas de sueño y alimentación.

A continuación se indican algunos consejos para paliar un poco estos síntomas:

  • Los padres pueden frotar con un dedo previamente mojado en agua la encía del niño con suavidad.
  • También son muy útiles los mordedores, especialmente aquellos que contienen líquido, porque así se pueden enfriar antes de aplicarlos a la encía, comprobando siempre que el mordedor no pierda líquido.
  • Es preciso tener paciencia y demostrar mucho cariño al niño, ya que está sufriendo y por esa razón quizás esté más inquieto o impertinente de lo habitual.
  • Recuerde que la higiene bucal comienza antes de la aparición de los dientes de leche. Limpie las encías del bebé todos los días con una gasa limpia y húmeda. Cuando salgan los primeros dientes, cepíllelos suavemente con un cepillo de dientes especial para bebé, solo con agua (sin dentífrico).

Actualizado: 20 de Enero de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD