PUBLICIDAD

Bebés y niños
Enseña a tu hijo a usar el baño
El éxito para enseñar a los niños a usar el baño depende de valorar correctamente si ellos están preparados, de elegir un buen momento y de la motivación que reciban sin dramas ni regañinas. Un consejo: paciencia.
Escrito por María Hidalgo, Periodista especializada en embarazo e infancia

Dormir sin pañal: el entrenamiento nocturno

Controlar la micción nocturna es como graduarse en la difícil tarea de controlar los esfínteres. De hecho, los especialistas consideran que los escapes nocturnos son normales hasta los siete años de edad, y a partir de entonces, es aconsejable consultar con el médico. Estas son algunas señales que te indicarán que tu pequeño está preparado para dormir sin pañal:

  • Amanece seco más de cuatro o cinco noches seguidas a lo largo de la semana.
  • Rechaza el pañal y no quiere usarlo por la noche.
  • Han pasado al menos seis meses desde que no usa pañal por el día.

Uno de los primeros indicativos que advierten a los padres de que sus hijos pueden estar listos para dejar de usar pañal por la noche es cuando empiezan a estar secos después de las siestas. No obstante, es muy distinto despertarse seco después de una o dos horas, que después de ocho o nueve horas de sueño nocturno.

Antes de empezar con el entrenamiento nocturno, conviene comprar un par de protectores de colchón para tener de quita y pon, por si ocurren accidentes por la noche. Además, siempre que sea posible conviene esperar al verano, ya que con frío los niños pueden constiparse al pasar húmedos varias horas y da mucho más trabajo lavar toda la ropa de cama, ya que hay incluir mantas, colchas o edredones.

¿Qué puedes hacer para ayudarle a tener éxito?

  • Evita darle de beber a partir de las siete u ocho de la tarde, es decir, unas dos horas antes de que se vaya a dormir.
  • Acostúmbrale a ir al baño justo antes de acostarse para aseguraros de que inicia el sueño con la vejiga vacía.

En el caso de que moje la cama durante varios días seguidos, vuelve a colocarle el pañal y déjalo para más adelante, sin criticarle ni regañarle para no crearle ansiedad por no haber conseguido su propósito. Explícale que cuando crezca un poco más estará preparado para lograrlo y felicítale por su éxito de haber conseguido ir al baño solito durante el día, ya que del mismo modo lo conseguirá por la noche.

Actualizado: 4 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

1.400%
más bacterias tienen las tartas de cumpleaños tras soplar las velas
'Fuente: 'Universidad Clemson (Carolina del Sur, Estados Unidos)''

PUBLICIDAD