PUBLICIDAD

Noticias Bebés y niños

Abusos sexuales, una grave amenaza para la infancia

Los abusos sexuales, junto a los castigos físicos, el bullying, e incluso los homicidios, continúan siendo una grave amenaza para niños y adolescentes de todo el mundo, según revela un nuevo informe de UNICEF.
Niña triste apoyada en la pared

UNICEF solicita a los gobiernos que tomen medidas para luchar contra la violencia hacia la infancia

10 de Septiembre de 2014

Una de cada diez mujeres ha sido víctima de abusos sexuales antes de cumplir 20 años, según un informe de UNICEF, que revela que los abusos sexuales continúan siendo una grave amenaza para la infancia a la que hay que añadir, además, los castigos físicos, el bullying, e incluso los homicidios.

El informe de UNICEF sobre abuso infantil es el más completo que se ha publicado hasta ahora, ya que se trata de un tema muy difícil de investigar y sobre el que es complicado que hablen tanto víctimas como agresores, y por este motivo se estima que el número de menores afectados es muy superior al detectado.

Entre los datos que revela el documento, destacan que 120 millones de niñas han sufrido abusos sexuales, que seis de cada diez niños sufren castigos físicos, y uno de cada tres, acoso escolar, y que los niños y adolescentes son las víctimas de la quinta parte de los homicidios que se producen en el mundo. Los agresores son tanto los familiares o parejas de las víctimas, como sus maestros, otros menores, o personas extrañas.

Según el informe de UNICEF 120 millones de niñas han sufrido abusos sexuales, seis de cada diez niños sufren castigos físicos, uno de cada tres acoso escolar, y niños y adolescentes son las víctimas de la quinta parte de los homicidios que se producen en el mundo

Paloma Escudero, directora de comunicación de UNICEF, ha explicado que la violencia es algo aceptado socialmente en muchos lugares, por lo que la mayoría de las víctimas no habla de ello ni pide ayuda. Sin embargo, la experta también ha señalado que los malos tratos a los niños no se dan únicamente en países en vías de desarrollo, y que se producen con independencia de las circunstancias socioeconómicas, culturales, étnicas o religiosas.

Es necesario pasar a la acción para erradicar esta lacra, y entre las recomendaciones de UNICEF destaca que se eduque y apoye a las familias, que se informe a los niños y adolescentes sobre cómo y dónde pedir ayuda, y que los gobiernos consideren la lucha contra la violencia hacia la infancia una prioridad, incorporando en sus leyes la prohibición del castigo físico, e investigando los posibles casos de maltrato.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD