PUBLICIDAD

Bebés y niños
Actividades extraescolares
¿Qué hacer con los niños después de clase? La oferta de actividades deportivas, académicas y de otra índole es enorme. Te damos algunos consejos para escoger las que mejor se adapten a sus necesidades.
Escrito por Eva Salabert, Periodista experta en salud

Actividades extraescolares: tipos y beneficios

La oferta de actividades extraescolares es muy variada. En casi todos los colegios se imparten este tipo de actividades fuera del horario lectivo, y hay que añadir las posibilidades de acudir a polideportivos cercanos (en el caso de querer practicar algún deporte) o a centros privados dedicados a la enseñanza de materias como idiomas, informática o música.

Los beneficios que pueden reportar son también diferentes. En el caso de los deportes, su práctica sirve para mejorar la coordinación, la psicomotricidad, la agilidad y la flexibilidad y, además, contribuyen al bienestar físico y emocional del menor, y previenen enfermedades como la obesidad y la diabetes que, en numerosas ocasiones, tienen su origen en la infancia a consecuencia de hábitos nocivos como el sedentarismo y una dieta inadecuada.

Los deportes son muy convenientes para canalizar la energía de los niños hiperactivos, por ejemplo, y cuando se trata de juegos en equipo también contribuyen a fomentar las relaciones sociales de los más tímidos. Entre los más demandados se encuentran: tenis, artes marciales, fútbol, baloncesto, danza, natación y balonmano.

Las actividades académicas sirven para consolidar los conocimientos adquiridos en el horario escolar o para aprender otras disciplinas que no se imparten en el colegio. Lo más habitual es que los niños acudan a clases de idiomas, bien para mejorar el que estudian en el colegio, o bien para aprender otro adicional. También la informática está muy solicitada y suele ser del agrado de los pequeños, que tienen gran facilidad para familiarizarse con las nuevas tecnologías.

La música, la pintura y el teatro son actividades extraescolares que se encuadran en el ámbito del ocio, que resultan muy recomendables porque potencian la imaginación y la creatividad de los pequeños, y les permiten poner en práctica sus habilidades manuales y su capacidad psicomotriz.

En cualquier caso, es conveniente que las actividades extraescolares tengan un aspecto más lúdico que el de las materias que se imparten durante el horario lectivo, para que los alumnos tengan la sensación de desconectar de las actividades habituales de la escuela y no se sientan saturados ante la visión de jornadas académicas interminables.

Actualizado: 7 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

51%
de los chicos y el 69% de las chicas padecen problemas de espalda antes de cumplir 15 años
'Fuente: 'Red Española de Investigadores en Dolencias de la Espalda (REIDE)''

PUBLICIDAD