Google+
YouTube

Bebés y niños

Actividades y juegos para hacer en casa
Escrito por Eva Salabert, periodista experta en salud
Fines de semana, vacaciones, días de lluvia… a veces no apetece o no podemos salir de casa y tenemos que estrujarnos la imaginación para entretener a nuestros hijos. Te damos ideas para todos los gustos.

Juegos caseros navideños para niños

Las actividades y juegos de los niños durante las vacaciones navideñas pueden ser muy variadas; a continuación te hacemos algunas propuestas que, además, podéis inmortalizar con la cámara de vídeo o de fotos, y que seguro os resultará muy divertido visionar en otro momento.

Felicitaciones navideñas caseras

Esto es sencillo. En vez de comprar los christmas en la papelería, nada como hacerlos en casa. Los niños pequeños pueden hacer dibujos que reflejen cómo ven ellos la Navidad. Después se elige el que más os guste a todos y se escanea o fotocopia para pegarlo en cartulinas cortadas al tamaño de una felicitación navideña. En el reverso se escribe el mensaje que se quiere dedicar a los amigos y familiares y se firma por toda la familia. También se pueden elegir fotografías de la familia, hacer un montaje con Photoshop, y enviar la felicitación por correo electrónico.

Decorar la casa con motivos navideños

A los niños les encanta participar en la decoración de la casa. Se pueden pasar toda una tarde montando y decorando el árbol o poniendo el belén. Además, para que su participación sea todavía más activa, ellos pueden dibujar motivos navideños que después se recortan y se cuelgan en el árbol, se pegan en las ventanas y espejos, o en la pared.

Un belén muy personal

Aunque las figuritas, casitas, puentes, hogueras y demás elementos del belén se pueden adquirir en los comercios, resulta entretenido pasar varios días confeccionando, si no todo, al menos una parte de los personajes y accesorios de este tradicional accesorio navideño. Se pueden emplear para ello diversos materiales: plastilina, barro, escayola, cartulina, cartón, musgo, serrín, papel celofán de colores, lana, piedras pequeñas, harina, corcho, algodón... Solo hay que poner a trabajar la imaginación

Concurso de villancicos

Componer música ya son palabras mayores, y además se trata de que jueguen los niños, así que coged una melodía e inventad la letra de un villancico.

Después habrá que cantarlo y acompañarlo con los instrumentos musicales precisos (si no sabéis tocar el piano, tranquilos, para eso están las maracas y las zambombas).

 

Belén viviente

Si sois suficientes, podéis crear un portal de Belén en toda regla. El buey y la mula pueden ser de peluche, o alguna de vuestras mascotas pertrechada al efecto (aunque sin amargar la vida al animalito). Podéis sugerir a los familiares que vengan a cenar que lo hagan disfrazados cada uno de un personaje, o que se vistan después de la cena, y haceros juntos una foto en el portal que ya habréis decorado previamente con ayuda de los niños, que seguro se lo pasan bomba llenando el suelo de serrín y confeccionando una cuna del niño Jesús con paja y algodones.

¡A la cocina!

Cuando sean mayores es posible que eviten la cocina siempre que puedan pero, mientras son pequeños, muchos niños sienten una gran fascinación por lo que se “cuece” en esa estancia. No vamos a enseñarles a hacer lentejas con chorizo, pero seguro que estarán muy atentos y entretenidos si les pedimos que nos ayuden a preparar un bizcocho, una tarta, rosquillas, galletas...

Y luego lo servimos como postre en alguna de las comidas navideñas mencionando su inestimable ayuda.

Karaoke

Si se dispone del equipo, estupendo, pero también se puede improvisar y tirar de la memoria para cantar (de forma individual o en grupo). Lo típico son los villancicos y las canciones navideñas de toda la vida. Pero también valen las canciones de moda que seguro cantarán los artistas seleccionados para amenizar la sobremesa de la Nochebuena y la Nochevieja. 

El juego de la silla

Este juego resulta muy divertido cuando se junta un grupo numeroso, por lo que es ideal para después de las comidas o cenas navideñas si se reúne en casa a un buen número de personas (entre familiares, vecinos, amigos). Además, así evitamos apoltronarnos en el sofá y que los niños se duerman de aburrimiento. Se sitúan, espalda contra espalda, tantas sillas como participantes, menos una. Alguien se encarga de poner música, y los jugadores dan vueltas alrededor de las filas de sillas hasta que, de repente, se para la música, momento en que tienen que sentarse en una silla y, el que no lo consiga, es eliminado. Se quita también una silla, y se comienza de nuevo hasta que solo quede el ganador.

Pasa la cuerda

Otro juego para el que también se necesitan bastantes jugadores porque, además, hay que hacer dos grupos (o más si se junta mucha gente). Se sitúan los dos grupos en fila india y se le entrega una cuerda bastante larga al primero de cada fila. A la voz de “ya” los jugadores deben introducir la cuerda por la parte superior delantera de su cuerpo (por dentro de la ropa que lleven puesta) para extraerla por detrás y entregar el extremo al siguiente de la fila. Se aconseja que las niñas y señoras lleven falda, aunque los niños y caballeros deberán apañárselas con los pantalones, por lo que es justo que los grupos sean mixtos para igualar oportunidades. Gana el equipo que consiga terminar de pasar la cuerda antes.

 

Temas en este artículo

Actualizado: 22/11/2013

PUBLICIDAD

Entrevista

Dra. Aurora Garre

Experta en pediculosis

“Es necesario que informes de que tu hijo ha tenido piojos a los papás de sus amigos y al colegio; un acto de solidaridad que redunda en tu beneficio”

 

41% de los niños no se cepilla los dientes antes de acostarse

Sólo el 59% de los niños españoles de entre 6 y 12 años se cepilla los dientes antes de ir a dormir, y solo el 60,8% lo hace al menos tres veces al día, según el estudio anual sobre 'Hábitos Bucodentales en Niños'.

Fuente: 'Vitaldent'

 

PUBLICIDAD