PUBLICIDAD

Bebés y niños
La identificación del recién nacido en el hospital
En la actualidad los hospitales disponen de protocolos de identificación del bebé cada vez más sensibles y fiables, que garantizan la adscripción del recién nacido a su madre biológica, evitando confusiones.
Escrito por Dra. María Teresa Romero Rubio, Pediatra

Nuevos métodos de identificación del bebé

En los últimos años se han introducido nuevos métodos de identificación del bebé, más exactos y fiables, que complementan a los anteriores y minimizan la posibilidad de error. A los sistemas que utilizan los últimos hallazgos tecnológicos se suman sistemas biológicos (recogida de sangre para estudio de ADN). Su utilización cada vez más extendida, junto a los sistemas clásicos, y la recomendación de no separar a madre e hijo (a no ser que haya una causa médica que lo justifique) han reducido drásticamente los casos de confusión de bebés en los últimos tiempos.

Sistema de identificación y custodia neonatal

Es uno de los métodos que más se ha extendido en los distintos hospitales. El Codificador Neonatal consiste en una pieza de cinco fragmentos con un código de barras y numérico idéntico, exclusivo para cada nacimiento. Los dos primeros fragmentos se adhieren a la documentación clínica y la documentación civil. El tercer fragmento se une a la pulsera del bebé, el cuarto a la de la madre y el último a la pinza del cordón umbilical del recién nacido. De esta forma se relacionan con un único número de registro los elementos mencionados, siendo mínima la posibilidad de error.

Para evitar errores en caso de partos simultáneos algunos equipos tienen diferentes colores para los partos que se están realizando a la vez. En caso de gestaciones múltiples se abrirán dos equipos para gemelos, tres para trillizos, etcétera. A la madre se le colocarán las dos o tres pulseras en la muñeca y cada recién nacido se identificará con un equipo.

Biometría dactilar neonatal

Es el módulo electrónico que completa la dactiloscopia. Consiste en una unidad portátil con un sistema de lectura digital que reconoce el código del nacimiento a través de un código de barras. Posteriormente el sistema de lectura registra de forma digital a alta resolución la huella del dedo índice de la mano derecha de la madre y las huellas del índice y medio derechos del recién nacido. De esta forma se evitan los posibles errores de lectura de la impresión digital clásica por tinta y se establece una base de datos electrónica en donde está la información de todos los recién nacidos del hospital. Si bien este sistema únicamente se lleva a cabo en algunos centros es de esperar que progresivamente se extienda su utilización, puesto que es el sistema más fiable y seguro.

Huella genética: ADN

Consiste en la obtención de una gota de sangre de cordón umbilical recién cortado que se deposita en un papel de filtro adhesivo rotulado, que se recubre y sella con un adhesivo transparente, emparejado a una gota de sangre de la madre. Ambos se colocan en el historial sustituyendo a la huella plantar. El margen de error es mínimo, puesto que en caso de dudas de identidad podrían cotejarse ambos ADN obteniendo resultados fiables en un corto espacio de tiempo. Es un método no exento de polémica, puesto que genera controversias económicas, debido a su elevado coste, y éticas, al tratarse de una forma de almacenar información genética del recién nacido, lo que podría suponer una intromisión en su intimidad.

Dispositivos de radiofrecuencia

Las últimas novedades en materia de identificación neonatal apuntan a la utilización de dispositivos de radiofrecuencia colocados en la madre y el bebé, para detectar en cada momento donde están cada uno y a qué distancia. En el hipotético caso de que se alejaran más de lo esperado, se pondría en marcha una alarma que avisaría al personal sanitario e incluso se bloquearían puertas y ascensores del hospital, lo que evitaría una posible confusión.

DNI neonatal o Documento nacional de Identidad “cero año”

Este sistema se puso en marcha en Argentina hace aproximadamente un año. Tras el nacimiento del bebé y mientras éste permanece en el hospital, se le toman las huellas dactilares de los 10 dedos de la mano, se hace una fotografía de su cara, uniendo estos datos paralelamente a la rúbrica de la madre con sus datos personales. Toda esta información se transfiere informáticamente a un registro nacional, y los padres reciben en su domicilio este DNI neonatal a los 15 días del nacimiento.

Actualizado: 31 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

51%
de los chicos y el 69% de las chicas padecen problemas de espalda antes de cumplir 15 años
'Fuente: 'Red Española de Investigadores en Dolencias de la Espalda (REIDE)''

PUBLICIDAD