PUBLICIDAD

Bebés y niños
Videojuegos para tus hijos: descubre los más adecuados
Los videojuegos se han convertido en el entretenimiento rey de los pequeños de la casa. Escoger el adecuado y conocer sus recomendaciones de uso son tareas imprescindibles de los padres.
Escrito por Alhelí Quintanilla, Periodista especializada en infancia y embarazo

Claves para elegir el videojuego más adecuado para un niño

a la hora de hablar de videojuegos, la realidad es que los padres están sometidos a una gran presión por parte de sus hijos, que supera a los consejos profesionales. Pero, puesto que los videojuegos se han convertido en un pasatiempo imprescindible, lo más inteligente es negociar con los niños cuánto tiempo le pueden dedicar a jugar y con qué tipo de juegos puede hacerlo, según sus gustos y preferencias. Y, por supuesto, jugar con ellos.

La elección de un videojuego debe basarse en dos criterios principales: la edad del niño y el contenido. Todos los videojuegos estás clasificados por edades (+3, +7, +12, +16, +18) según el PEGI (Sistema Paneuropeo de Información sobre Juegos), que además especifica mediante iconos descriptores el contenido del mismo: si el juego contiene palabras malsonantes, alusiones a drogas, juego de azar, posibilidad de jugar online. También es el único que contempla la regulación del mundo online a través del logotipo PEGI Online. Si no quieres perderte, se ha publicado un sencillo comic que explica paso a paso en qué consiste esto del PEGI.

Antes de pasar por caja, es fundamental por tanto revisar primero la etiqueta para estar seguros de que estamos comprando el videojuego que mejor se adapta a nuestro hijo, sobre todo porque la gran mayoría de ellos están pensados para adultos de 25 a 30 años, el consumidor más habitual de estos productos. Además, también conviene tener en cuenta con qué dispositivo se va a jugar, ya que los niños muy pequeños no son capaces de controlar según qué mandos. En este sentido, piensa que es mejor siempre que puedan disfrutarlos en el salón de casa –donde podemos jugar todos– que con una consola portátil en su habitación.

En cuanto al contenido, la gama es muy amplía: existen juegos de aventura, de miedo, de rol, de deporte, de estrategia, de guerra, de plataformas, de imitación, educativos… para los más pequeños conviene siempre decantarse por uno que tenga memoria para que las partidas no se eternicen, que permitan jugar a más de un jugador para que no estén solos y que no tenga una trama muy complicada.

De entre todos ellos, los expertos suelen preferir los educativos, porque les permite aprender jugando (ver: http://www.observatoriovideojuegos.com) y los familiares. Por otra parte, los niños suelen sentirse atraídos por aquellos cuyos protagonistas son personajes conocidos, pero, una vez más, conviene informarse antes sobre su contenido porque no todos son interesantes o convenientes y además suelen costar bastante caros. Todos los juegos que incluyan guerras y combates –éxitos de superventas– están totalmente desaconsejados para menores.

Actualizado: 26 de Abril de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD