PUBLICIDAD

Bebés y niños
Etapa prelectora: jugar, imaginar, aprender con los libros
Enseñar a nuestros hijos a amar los libros es uno de los mejores regalos que podemos hacerles. Además, no hace falta esperar a que sepan leer para ponerse manos a la obra. Te explicamos cómo conseguirlo.
Escrito por Alhelí Quintanilla, Periodista especializada en infancia y embarazo

Libros para niños de 3 a 6 años

A estas edades (de tres a seis años), los niños manejan más vocabulario, dicen frases más largas, y son capaces de entender cuentos más complejos, estructurados, por ejemplo, en torno a un problema y una solución. Ha llegado el momento de que se sientan protagonistas, que hagan un poco suya la historia que tanto les gusta. Podéis, por ejemplo, antes de empezar, hacerle preguntas sobre las imágenes que estáis viendo, “¿por qué crees que el niño está gritando?”, pedirle que se imagine otro final, cómo haría él las cosas si fuese el personaje principal, lo que más le gusta del cuento… Puede que al principio le tengáis que ayudar o simplemente no quiera participar, no pasa nada, seguid intentándolo.

Empieza también su interés por lo maravilloso y lo mágico: cuentos de hadas, genios y princesas encantadas. Y, por supuesto, la magia de lo cotidiano. Lo importante, una vez más, es captar su atención.

Como la oferta editorial es abrumadora, podemos dejarnos aconsejar por servicios de orientación a la lectura online (ver recuadro), libreros, bibliotecarios, sus profesores, otros padres; siempre con la precaución de leer nosotros primero el contenido, para cerciorarnos de que es adecuado e incluye los valores que queremos transmitirle a nuestro hijo, aunque sin olvidar que se trata de que los niños disfruten, y no hay que buscar siempre un fin determinado.

Además, y estos consejos son válidos para cualquier etapa, debemos fijarnos en que los textos estén bien redactados –ojo con las traducciones– y las imágenes, indispensables, han de ser de calidad y estar relacionadas con el texto y, por último, tener un final feliz.

Opciones para aficionarse a la lectura

Existen otras maneras y espacios para aficionarse a los libros. Al igual que llevamos a los niños al cine o al teatro, podemos ir con ellos a espectáculos de cuentacuentos o las bibliotecas municipales y hacerles el carné, muchas cuentan con espacios ad hod e infinidad de títulos para los más pequeños.

En las grandes ciudades también podemos recurrir a librerías especializadas, que suelen organizar actividades específicas los fines de semana, como talleres de lectura, encuentros con autores, etcétera. También podemos subscribirles a una revista para niños, que les encanta recibir a su nombre en casa.

Direcciones web de interés

www.canallector.com: Servicio de orientación a la lectura de 0-18 de la Fundación Sánchez Ruipérez.

www.cervantesvirtual.com: catálogo virtual de autores españoles e hispanoamericanos que incluye fonoteca.

www.clubkirico.com: grupo de librerías que selecciona títulos por temas y lectores.

www.revistababar.com: portal especializado en literatura infantil y juvenil con difusión internacional.

www.imaginaria.com.ar: revista online argentina sobre literatura infantil y juvenil.

Actualizado: 26 de Abril de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

51%
de los chicos y el 69% de las chicas padecen problemas de espalda antes de cumplir 15 años
'Fuente: 'Red Española de Investigadores en Dolencias de la Espalda (REIDE)''

PUBLICIDAD