PUBLICIDAD

Bebés y niños
Alimentos a evitar durante el primer año del bebé
La alimentación de tu hijo en su primer año de vida es clave en su desarrollo. Conoce qué alimentos se deben evitar en esta etapa, y si los productos destinados a bebés son realmente necesarios o recomendables.
Escrito por Adrián Cordellat, Periodista especializado en maternidad, educación y salud

Consejos para una alimentación saludable el primer año del bebé

El primer año de vida es de suma importancia en el desarrollo de un bebé, de ahí la trascendencia de ofrecerle una alimentación sana, ya que durante esos 12 meses, especialmente entre el sexto mes y el año de vida, estaremos sentando las bases para una nutrición saludable futura, y educando el gusto del niño desde el primer día. En ese sentido el pediatra Carlos Casabona, del Institut Català de la Salut, nos ofrece una serie de pautas y consejos para una alimentación saludable de nuestro bebé:

  1. Hay que recordar que la lactancia materna es la pauta normal de alimentación de nuestra especie durante los dos primeros años de vida. Y, a partir de ahí, continuarla si se desea hasta que madre e hijo quieran. Además, se debe remarcar la vital importancia que tiene todo el primer año, pues en este período ha de ser la fuente principal de nutrientes y de energía, simplificando el esquema que hemos construido alrededor de la alimentación de este período de la vida.
  2. Reconocer las señales de saciedad, como retirar la cara, o cerrar la boca, para no insistir en que el niño acabe el plato o los alimentos que se le hayan puesto a su alcance. Solo el bebé sabe cuándo y cuánto necesita comer.
  3. Permitir que el bebé coma por sí mismo, decidiendo el orden y la combinación de los alimentos saludables que el adulto le presente, respetando las reglas habituales.
  4. Ofrecer fruta entera y evitar los zumos o jugos, sean caseros o industriales, ya que contienen una mayor cantidad de azúcares y son altamente saciantes.
  5. No hacer caso a los reclamos de los envases de las marcas tradicionales de productos procesados para bebés. No les interesa la salud del bebé; les interesa el dinero. Lo mejor es huir de cualquier alimento que se anuncie como diseñado específicamente para su bebé, o esté repleto de vitaminas (salvo la leche artificial en el caso de que no haya podido ser amamantado).
  6. Es aconsejable comprar alimentos frescos de proximidad y de temporada.
  7. Los niños no necesitan padres perfectos y superhéroes, necesitan algo más fácil: padres suficientemente buenos y cariñosos, que disfruten comiendo con sus hijos.

Actualizado: 25 de Abril de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Adrián Cordellat

Periodista especializado en maternidad, educación y salud
Adrián Cordellat

PUBLICIDAD

Salud en cifras

51%
de los chicos y el 69% de las chicas padecen problemas de espalda antes de cumplir 15 años
'Fuente: 'Red Española de Investigadores en Dolencias de la Espalda (REIDE)''

PUBLICIDAD