PUBLICIDAD

Bebés y niños
Crisis de crecimiento y huelgas de lactancia
La lactancia puede pasar por baches y alterarse por repentinos rechazos del pecho (huelgas de lactancia), o por un aumento en la demanda de leche del bebé (crisis de crecimiento). Te explicamos cómo superarlos con éxito.
Escrito por Amparo Luque, Periodista experta en embarazo e infancia

Crisis de crecimiento y huelgas de lactancia: consejos y soluciones

Quizás el principal escollo para afrontar con éxito las huelgas de lactancia y las crisis de crecimiento es su desconocimiento. Cuando las mujeres se encuentran ante estas situaciones creen erróneamente que el problema está en un déficit en su producción de leche o en la mala práctica de la lactancia. Por eso, es fundamental que sepan que estos baches o picos son algo normal e incluso positivo, en el caso de las crisis de crecimiento: “a las mamás que vienen a la consulta en esta situación normalmente les doy la enhorabuena, porque significa que su bebé se está desarrollando correctamente y está pasando por las etapas que ha de pasar”, señala Luisa Fda. Santos, Consultora Certificada en Lactancia Materna IBCLC.

Por tanto, una vez normalizado el proceso, la actitud positiva y la paciencia son factores esenciales para superar estos episodios. Muchas de las crisis y huelgas de lactancia se solucionarán en unos días, aunque otras tardarán más. Pero no hay que tirar la toalla.

Te ofrecemos algunos consejos para lograr superar estos baches de lactancia y seguir amamantando a tu hijo de un modo satisfactorio:

  • No obligar al bebé a mamar. Hay que ofrecerle el pecho sin presionarle y, en todo caso, aprovechar los momentos en que esté adormecido.
  • Por el contrario, no demorar mucho la toma; si el pequeño está muy nervioso y llorando, con mucha hambre, puede ser contraproducente porque luego la toma la hará con cierta ansiedad.
  • Ayudarle a relajarse previamente, por ejemplo, con un baño o un masaje.
  • Crear un ambiente propicio, con la habitación en penumbra y en silencio, para evitar que se distraiga con cualquier estímulo.
  • Hacer extracciones de leche con un sacaleches para mantener la adecuada producción, y evitar problemas en el pecho hasta que se pase la huelga de lactancia.
  • Aumentar el contacto piel con piel, para motivar al bebé, tal y como recomiendan desde el Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría.
  • En definitiva, para manejar las crisis de lactancia lo recomendado es adaptarse lo máximo posible a las necesidades de nuestro hijo, observando los cambios que le afectan y aquellos aspectos que le puedan molestar. 

Actualizado: 3 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Amparo Luque

Periodista experta en embarazo e infancia
Amparo Luque

PUBLICIDAD

Salud en cifras

1.400%
más bacterias tienen las tartas de cumpleaños tras soplar las velas
'Fuente: 'Universidad Clemson (Carolina del Sur, Estados Unidos)''

PUBLICIDAD