PUBLICIDAD

Bebés y niños
Lactancia materna
Si estás dudando si darle el pecho o no a tu bebé, te ayudamos a decidirte con esta guía sobre la lactancia, en la que encontrarás desde los beneficios para niños y madres a los posibles problemas que puede conllevar.

Recomendaciones para madres lactantes

Si te has decidido a dar el pecho a tu bebé, aquí tienes algunas recomendaciones y consejos que te serán útiles como madre lactante:

  • La madre que está en período de lactancia no necesita variar sus hábitos de comida o bebida. Debe mantener una dieta sana y equilibrada como de costumbre. Es posible que experimente más sed durante este período, así que mantente bien hidratada.
  • La única higiene que se recomienda para mantener el pecho materno aseado es la que se realiza con la ducha diaria. Después de cada toma será suficiente con secar los pechos.
  • Resulta beneficioso para la madre no realizar trabajos duros ni estresantes para no interferir en la lactancia. Son elementos esenciales durante este período la ayuda, el apoyo y la comprensión del padre y otros familiares.
  • Cuando la madre no pueda alimentar al bebé mediante la lactancia es aconsejable que se aprenda a extraer la leche. Puede hacerse de forma manual o mediante un sacaleches. Se debe consultar al pediatra, matrona, enfermeras de pediatría o experta en lactancia. Según la Asociación Española de Pediatría (AEP) la leche materna puede conservarse en el frigorífico hasta cinco días y congelada entre tres y seis meses, en función de la temperatura.
  • Aunque en la duración de la lactancia materna influyen factores como la edad, la actitud de los profesionales sanitarios, la información que recibe la embarazada, etcétera, la reincorporación al trabajo puede constituir un obstáculo para el mantenimiento de la misma. De ahí la importancia de las intervenciones en la empresa tanto de información y educación sanitaria como de puesta en marcha de medidas que permitan crear entornos laborales favorables a la misma.

La lactancia en casos especiales

  • Cesárea: en este caso no supone impedimento alguno para el amamantamiento. Puede ser útil amamantar en la cama de costado para disminuir las molestias ocasionadas por las suturas.
  • Gemelos: no te preocupes por no tener suficiente leche, la naturaleza es muy sabia e inicialmente muchas mujeres tienen leche para alimentar a los dos niños, siempre que ambos mamen bien. En este caso, el estímulo de la succión será doble y, por tanto, habrá doble producción de leche. Lo ideal es ir alternándolos de pecho en cada toma.

Actualizado: 1 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

1.400%
más bacterias tienen las tartas de cumpleaños tras soplar las velas
'Fuente: 'Universidad Clemson (Carolina del Sur, Estados Unidos)''

PUBLICIDAD