PUBLICIDAD

Bebés y niños
Cómo afecta el divorcio a tus hijos
Las rupturas matrimoniales siguen a la orden del día. Que los niños sufran lo menos posible en el proceso depende en exclusiva de ambos padres. Te contamos cómo evitar que el divorcio sea un trauma para tus hijos.
Escrito por Alhelí Quintanilla, Periodista especializada en infancia y embarazo

Cómo evitar que el divorcio sea un trauma para tus hijos

Los expertos coinciden en que hay una serie de actuaciones positivas a seguir en el caso de que la pareja decida separarse. Estos son algunos de esos consejos para evitar que el divorcio sea un trauma para los hijos:

  • No te sientas culpable: el divorcio o la separación pueden ser la mejor solución a una situación familiar insostenible, conflictiva y perjudicial para todos sus miembros. Lo que está en juego es una elección entre lo malo y lo peor.
  • Debes armarte de valor y contarle lo que está sucediendo a tus hijos, adaptando el discurso a su edad, respondiendo a todas sus preguntas y sin esperar que éstos comprendan tus sentimientos y se solidaricen con ellos.
  • No te olvides de tu papel de padre o madre y de las obligaciones que esto implica, tengas o no su custodia. El niño necesita el apoyo y cariño de los dos y que ambos le trasmitan respeto y aceptación por el otro progenitor, o, al menos, el “permiso psicológico” para relacionarse con él.
  • Tú eres su mejor ejemplo: deja a tu hijo al margen cuando te pelees o discutas con tu ex pareja, a la que no debes criticar, cuestionar, menospreciar u obviar deliberadamente delante de ellos. Recuerda que el problema no lo tienen tus hijos, sino vosotros.
  • Escucha a tu hijo. Propicia que exista un buen canal de diálogo para que pueda desahogarse, expresar sus preferencias, hablar del otro progenitor, etcétera, evitando juzgar sus sentimientos. Hay momentos en que un ataque de rabia no es enojo, sino dolor.
  • No cortes por lo sano: intenta mantener, al menos durante el post-divorcio, el mismo entorno del niño:casa, colegio, amigos…, y deja que se relacione normalmente con la familia de tu ex pareja.
  • Y recuerda que el hecho de estar separado no te hace ser ni peor ni mejor padre, sí el mantener una actitud madura y serena, ayudando a tus hijos en su propio proceso. Fomenta en ellos la adquisición de valores como la autonomía, la responsabilidad y el respeto.

Actualizado: 7 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

51%
de los chicos y el 69% de las chicas padecen problemas de espalda antes de cumplir 15 años
'Fuente: 'Red Española de Investigadores en Dolencias de la Espalda (REIDE)''

PUBLICIDAD