PUBLICIDAD

Noticias Belleza y bienestar

Descubren un mecanismo de regeneración capilar

Los macrófagos, unas células que tienen una función decisiva en la respuesta inmunológica del organismo, también desempeñan un papel clave en el crecimiento del pelo, ya que intervienen en la regeneración capilar.
Hombre observa su cabello en el espejo

Un estudio ha revelado que unas células del sistema inmune intervienen en el crecimiento del cabello

01 de Enero de 2015

Los macrófagos, unas células que tienen una función decisiva en la respuesta inmunológica del organismo, también desempeñan un papel clave en el crecimiento del pelo, ya que intervienen en el proceso de regeneración capilar, según ha descubierto un grupo de científicos del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) en un estudio realizado con ratones.

Aunque el hallazgo se ha producido en ratones, el proceso se activa mediante una proteína que también tienen los seres humanos. Mirna Pérez Moreno, que lidera las investigaciones del grupo de biología celular epitelial del CNIO, ha declarado que es la primera vez que se observa la participación de los macrófagos en la regeneración del pelo y que con su trabajo han conseguido incluso inducir el crecimiento capilar.

Los macrófagos secretan unas proteínas que estimulan a las células madre del folículo piloso para que formen nuevo pelo 

Los macrófagos son una células del sistema immune cuya función principal consiste en defender al cuerpo frente a las infecciones eliminando los patógenos. Sin embargo, los investigadores pudieron comprobar que la función de estas células era diferente en el ciclo natural de crecimiento del pelo, ya que en este caso lo que hacen es secretar unas proteínas –denominadas Wnt– que estimulan a las células madre del folículo piloso para que comience la cadena de procesos que desencadena el crecimiento del pelo.

Para comprobar la función clave de estas proteínas, los autores del estudio cortaron el pelo en el lomo de los ratones, y en un grupo de ellos modularon artificialmente la presencia de macrófagos, comprobando que en estos animales se aceleraba el crecimiento del pelo.

Pérez Moreno ha explicado que en las personas también se expresan las proteínas Wnt, y que por ello se han marcado como objetivo reproducir en seres humanos lo que han observado en los ratones y determinar cuál es el tipo concreto de macrófagos capaz de activar las células madre de la piel.

La experta ha señalado que el desarrollo descontrolado de las células madre de los folículos pilosos también puede generar un carcinoma escamoso de piel, por lo que es muy importante descubrir cómo regular los mecanismos de activación en los que intervienen los macrófagos para prevenir este tipo de tumores, más allá de los posibles beneficios estéticos.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD