PUBLICIDAD

Noticias Belleza y bienestar

La belleza es capaz de activar una zona de nuestro cerebro

Cualquier obra de arte, con independencia de su naturaleza, posee la capacidad de activar un área de la zona frontal del cerebro que registra actividad al experimentar la belleza, según un estudio publicado en 'PLoS One'.
Mujer cuelga una obra de arte

La corteza orbitofrontal media estaba más activa cuando los voluntarios escuchaban música o veían una obra de arte.

11 de Julio de 2011

Un área localizada en la zona frontal de nuestro cerebro registra actividad al experimentar la belleza de una obra de arte, según revela un reciente estudio, que se ha publicado en 'PLoS One'. El resultado de la investigación sugiere que cualquier obra de arte, con independencia de su naturaleza, posee una característica en común con las demás: activar esa región específica del cerebro, lo que respalda en cierto modo la hipótesis de David Hume, que afirma que la belleza se encuentra en los ojos del que la mira.

El profesor Semir Zeki, del Laboratorio Wellcome de Neurobiología de la UCL (University College of London), explica que la presencia de determinadas propiedades que confieran a un objeto la calidad de bello ha sido durante milenios objeto de controversia entre artistas y filósofos, pero no se ha llegado a una conclusión al respecto. Y añade que también se ha debatido si el ser humano posee un sentimiento abstracto acerca de la belleza que sea capaz de despertar en él una misma emoción con independencia de la fuente de la belleza, y opina que es importante que por fin se aborden estos temas desde el punto de vista de la neurobiología.

El estudio contó con la participación de veintiún voluntarios, con un origen étnico y cultural diverso, que calificaron como feos, indiferentes o bellos, un grupo de fragmentos de obras musicales y pinturas. Después, los investigadores midieron la actividad que se producía en su cerebro mientras observaban las pinturas y escuchaban los fragmentos musicales a través de las imágenes obtenidas con una resonancia magnética funcional.

El profesor Zeki y el Dr. Ishizu, que colaboró en el proyecto, comprobaron que la corteza orbitofrontal media, que se integra en la zona del cerebro que regula el placer y la recompensa, estaba más activa cuando los voluntarios escuchaban uno de los fragmentos musicales o veían una de las obras artísticas que previamente habían calificado como bellos. Sin embargo, pudieron observar que no se registraba actividad en ninguna zona del cerebro cuando se presentaban obras de arte que antes habían clasificado como feas.

El estudio demuestra que la belleza es un concepto abstracto que reside en el cerebro

Anteriormente la corteza orbitofrontal media ya había sido relacionada con la capacidad de apreciar la belleza y ahora, además, se ha podido demostrar que se activa la misma región del cerebro en las mismas personas cuando perciben, de forma auditiva o visual, la belleza, lo que implica que se trata de un concepto abstracto que reside en nuestro cerebro.

Resultó interesante observar, además, que la actividad del núcleo caudado, un área próxima al centro cerebral, se incrementaba en relación a la belleza visual de una obra pictórica. Como el núcleo caudado se ha asociado con el amor de pareja, este dato puede sugerir que existe una conexión neuronal entre belleza y amor.

Fuente: EUROPA PRESS

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

39%
es la efectividad de la vacuna de la gripe para prevenir ingresos hospitalarios en personas de entre 65 y 79 años
'Fuente: 'Centro de Investigación Biomédica en Red de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP)''