PUBLICIDAD

Noticias Belleza y bienestar

Ocho de cada diez casos de hiperhidrosis se pueden resolver con cirugía

El exceso de sudoración que provoca esta enfermedad, y que afecta a unos 350.000 pacientes, se puede resolver mediante cirugía hasta en el 80% de los casos.
Hiperhidrosis o sudoración excesiva

Paciente con hiperhidrosis

28 de Junio de 2011

La hiperhidrosis es una enfermedad que ocasiona un aumento de la sudoración en plantas de los pies, axilas, palmas de las manos, y cara, y que se puede resolver mediante cirugía hasta en el 80% de los casos.

Según la doctora Olga Rodríguez, jefa de la Unidad de Hiperhidrosis del USP San Camilo, el exceso de sudor, que afecta seriamente al menos a 350.000 personas, más que tener consecuencias sobre la salud del paciente, repercute negativamente sobre su vida social, deteriorando su calidad de vida.

Además, señala la especialista, los afectados se sienten avergonzados por el problema y no acuden al médico, lo que repercute sobre su vida diaria, limitando sus actividades, disminuyendo su autoestima, e incluso provocando trastornos depresivos.

No se conoce la causa de la hiperhidrosis, que afecta a ambos sexos por igual y tiene mayor incidencia en las personas con edades comprendidas entre los 20 y los 40 años, pero está relacionada con la estimulación del nervio simpático. En situaciones de estrés o con elevadas temperaturas, la afección se agrava, y los pacientes se sienten preocupados sobre todo por el exceso de sudor en axilas y palmas de las manos, donde resulta más evidente.

La intervención quirúrgica interrumpe las fibras nerviosas del nervio simpático empleando la técnica conocida como simpaticolisis o simpaticotomía (que consiste en cortarlas), o colocando un clip metálico sobre dichas fibras. Esta cirugía se realiza con anestesia general, practicando una o dos pequeñas incisiones a la altura de la axila, por las que se introduce en el tórax una cámara y todo lo necesario para llevar a cabo el procedimiento. El paciente suele permanecer en el hospital unas 24 horas, aunque dos o tres horas después de la intervención ya se encuentra lo suficientemente recuperado como para marcharse a casa.

El paciente prueba diversas opciones antes de acudir a la consulta médica, y algunos incluso han tenido que dejar el trabajo a causa del exceso de sudor

La experta explica que el paciente prueba siempre diversas opciones antes de acudir a la consulta médica, y añade que  algunos casos son realmente desesperados porque han llegado a dejar el trabajo a causa del problema que les supone el exceso de sudor. En su opinión, la técnica quirúrgica podría ser la solución definitiva para los casos más graves. De momento, el único efecto secundario que presenta es una leve hiperhidrosis compensatoria en las plantas de los pies, que no interfiere en las actividades cotidianas del paciente.

Fuente: EUROPA PRESS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD