PUBLICIDAD

Belleza y bienestar
Toxicodermias
Algunos fármacos provocan reacciones adversas que se manifiestan en forma de erupciones cutáneas conocidas como toxicodermias. Te explicamos cómo se tratan y qué hacer para prevenir su aparición.
Escrito por Redacción de Webconsultas,

Síntomas y diagnóstico de las toxicodermias

Las toxicodermias pueden ser semejantes a cualquier tipo de afección de la dermis, por ello, es necesario reconocer sus principales manifestaciones clínicas y así diagnosticarla.

Las manifestaciones que pueden presentar son:

  • Reacciones leves y autolimitadas, como por ejemplo, la urticaria.
  • Reacciones graves e incluso letales como el síndrome de Stevens-Johnson (cuadro caracterizado por una erupción cutánea de color rojizo, que cursa con fiebres altas, conjuntivitis, estomatitis, etcétera).

Diagnóstico de las toxicodermias

Es difícil diagnosticar una toxicodermia debido a la gran variedad de formas clínicas que existen. Además, la toxicodermia puede imitar cualquier tipo de afección cutánea y cualquier medicamento puede ser el causante. El diagnóstico se puede apoyar en el análisis de datos clínicos y epidemiológicos del laboratorio.

Se debe sospechar de toxicodermia en cualquier dermatosis que afecte a la piel, mucosas, pelo y uñas, que se presente dentro de las dos primeras semanas tras haberse iniciado un tratamiento.

Para poder calificar un medicamento como culpable de la toxicodermia hay que basarse en los siguientes parámetros:

  • Ausencia de explicaciones de alguna posible causa.
  • Período de latencia, es decir, el tiempo transcurrido entre la toma del medicamento y la presentación de la reacción que suele ser de una a dos semanas.
  • Notable mejoría con la retirada del fármaco y recaída al volverlo a introducir (este procedimiento es peligroso debido a que puede provocar graves reacciones, por ello debe evitarse, salvo que la medicación que tome sea imprescindible para el paciente).

Actualizado: 25 de Abril de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD