PUBLICIDAD

Belleza y bienestar
Hiperhidrosis
El sudor cumple diversas funciones en el organismo, pero una sudoración excesiva indica un problema, además de resultar muy molesta. Descubre todas las opciones disponibles para tratar la hiperhidrosis.
Escrito por Natalia Dudzinska Camarero, Bióloga

Tipos y causas de la hiperhidrosis

Para poder buscar la mejor solución a un problema de sudoración excesiva, conviene identificar qué tipo de hiperhidrosis padecemos, que a su vez nos ayudará a localizar las causas donde suele aparecer con más frecuencia y a qué causas se debe. En este sentido, se pueden diferenciar dos tipos de hiperhidrosis, la hiperhidrosis primaria y la secundaria:

La hiperhidrosis primaria es aquella que aparece en regiones del cuerpo específicas: manos, pies y axilas. No se sabe exactamente qué desencadena su aparición, pero es muy probable que exista algún componente hereditario en la misma.

La hiperhidrosis secundaria es el exceso de producción de sudor derivado de alguna otra circunstancia o patología. En este caso, la transpiración puede darse de forma generalizada, o localizarse en zonas concretas del cuerpo. Algunas de las enfermedades y trastornos que pueden desembocar en un caso de hiperhidrosis secundaria son:

Actualizado: 1 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD