PUBLICIDAD

Belleza y bienestar
Ginecomastia
La ginecomastia es un aumento del tamaño de la mama en el varón por un desequilibrio de los niveles hormonales, que también puede ser un síntoma de ciertas patologías. Conoce sus posibles causas y tratamiento.
Escrito por Miguel Vacas, Residente de Medicina Interna del Hospital Universitario Príncipe de Asturias

Tratamiento de la ginecomastia

Tratamiento de la ginecomastia

La cirugía se emplea cuando la ginecomastia no responde al tratamiento médico

El tratamiento de la ginecomastia depende de un gran número de factores, entre los que se encuentran su causa, su duración, su severidad, y la presencia o ausencia de otros síntomas. Los principales pilares del tratamiento del aumento de la mama en el varón son los siguientes:

  • Actitud expectante: es la actitud más frecuente y la recomendada cuando se objetiva una ginecomastia verdadera, teniendo en cuenta que en la mayoría de los casos se trata de un problema fisiológico, transitorio o secundario a una causa que se puede tratar o suspender (fármacos). Debemos tranquilizar al paciente sobre la benignidad del problema y realizar revisiones cada 3-6 meses para ver la evolución.
  • Fármacos:
    • Tamoxifeno: es un modulador selectivo del receptor estrogénico (SERM). Es el fármaco más estudiado y, por el momento, el que muestra mejores resultados. Presenta buenos resultados en la disminución del tamaño de la mama, mejoría de los síntomas asociados como el dolor, e incluso remisión completa en pocos años en el 50-80% de los casos. No se han observado recurrencias ni efectos secundarios importantes. Es el tratamiento de primera línea.
    • Raloxifeno: es también un modulador selectivo del receptor estrogénico que bloquea los efectos de los estrógenos en la mama. Aunque parece tener buenos resultados se desconocen sus efectos a largo plazo.
    • Otros:
      • Danazol: es un andrógeno que disminuye la producción de FSH, LH y estrógenos. Presenta efectos adversos como la ganancia de de peso.
      • Anastrozol: es un inhibidor selectivo de la aromatasa que disminuye los niveles de estrógenos y aumenta la concentración de testosterona.
  • Cirugía: se reserva para casos confirmados de cáncer de mama, o cuando se trata de una ginecomastia verdadera, que persiste a pesar del tratamiento médico o supone un problema estético o psicológico importante para el paciente. Existen diferentes técnicas, siendo las más usadas la mastectomía subcutánea, la mamoplastia reductora, o la liposucción. Los resultados suelen ser bastante buenos desde el punto de vista estético.
  • Tratamiento preventivo de la ginecomastia en pacientes que están recibiendo tratamiento hormonal adyuvante para el cáncer de próstata: debido a la alta incidencia de ginecomastia en estos pacientes (que puede ser causa de abandono del tratamiento) se han propuesto tratamientos preventivos para evitar la aparición de ginecomastia. Las dos alternativas más utilizadas son la radioterapia y el tamoxifeno.

Tratamientos para la ginecomastia según el tipo de paciente

En función de la edad y otras características del paciente, se emplean diferentes tratamientos para abordar la ginecomastia:

  • Adolescentes:
    • En la mayoría de adolescentes con ginecomastia se recomienda observación y reevaluación a los 3-6 meses, ya que la mayoría de las veces ésta se resuelve de forma espontánea.
    • En jóvenes con ginecomastia manifiesta, en los que se ha comprobado que efectivamente existe tejido glandular en la mama, y que se encuentran acomplejados por la severidad de la ginecomastia, se puede utilizar durante tres meses un SERM como el tamoxifeno. No se aconseja utilizar raloxifeno (falta de experiencia con este fármaco en pacientes tan jóvenes).
    • No se recomienda usar inhibidores de la aromatasa, puesto que no parecen ser efectivos.
  • Adultos:
    • En la mayoría de los hombres adultos con ginecomastia se recomienda, inicialmente, observación y actitud expectante. Se realizará seguimiento de aquellos pacientes que presenten ginecomastia inducida por fármacos o producida por un trastorno subyacente tratable (como hipogonadismo o hipertiroidismo), ya que una vez que el desencadenante haya sido tratado la ginecomastia desaparece.
    • En aquellos hombres en los que no se identifica la causa de la ginecomastia y ésta persiste más de tres meses, se recomienda iniciar tratamiento con un SERM durante 3 a 6 meses, siendo el más utilizado el tamoxifeno (existe poca experiencia con el raloxifeno). Los inhibidores de la aromatasa no son muy efectivos según los resultados de los últimos estudios.
    • En los hombres con ginecomastia persistente (más de uno o dos años), en los que ésta suponga un estigma y un complejo, se recomienda cirugía plástica, ya que el tejido mamario después de tanto tiempo ya está fibrosado y no va a existir respuesta a los fármacos.
  • Pacientes con cáncer de próstata:
    • Para la prevención de la ginecomastia en los hombres con cáncer de próstata avanzado sometidos a altas dosis de antiandrógeno en monoterapia, se recomienda tratamiento con tamoxifeno para reducir el riesgo de desarrollar ginecomastia. Se puede realizar radiación de forma profiláctica para evitar la aparición de ginecomastia en algunos casos.
    • No se recomienda la utilización de inhibidores de la aromatasa para la prevención de ginecomastia, ya que parecen no ser eficaces.
    • En aquellos hombres que ya han desarrollado ginecomastia por el tratamiento con antiandrógenos, se recomienda tratamiento con tamoxifeno.

 

Actualizado: 3 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Miguel Vacas

Residente de Medicina Interna del Hospital Universitario Príncipe de Asturias
Miguel Vacas

PUBLICIDAD

Salud en cifras

60%
de los pacientes supervivientes de cáncer solicita algún tratamiento estético
'Fuente: 'Grupo de Expertos en Medicina Estética Oncológica (GEMEON)''

PUBLICIDAD