PUBLICIDAD

Noticias Belleza y bienestar

Alterar los ciclos de sueño biológicos perjudica la salud

Una investigación revela que las alteraciones en los horarios del sueño, como madrugar para ir a trabajar los días laborables, pueden incrementar el riesgo de desarrollar trastornos metabólicos y patologías cardiacas.
Hombre en el baño con cara de sueño

La discordancia entre los ritmos biológicos y los horarios de sueño socialmente impuestos afecta a la salud.

Los ritmos circadianos de las personas suelen verse alterados por la necesidad de madrugar para acudir al trabajo, los estudios, u otras obligaciones, durante los días laborables de la semana; de esta forma, se produce una situación conocida como jet lag social, es decir, la falta de correspondencia entre los ritmos biológicos y los horarios de sueño impuestos socialmente, lo que puede resultar perjudicial para la salud, según revela una nueva investigación publicada en Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism.

Las personas con mayor desajuste entre los horarios de sueño en los días de ocio y los laborables tendían a presentar un mal perfil de colesterol, un índice superior de masa corporal, y más resistencia a la insulina

Numerosos estudios ya habían asociado el trabajo por turnos –que obliga a una alteración continuada del sistema circadiano– con una peor salud y mayor riesgo de desarrollar trastornos metabólicos como la obesidad, la diabetes, e incluso enfermedades cardiovasculares. Sin embargo, como ha explicado Patricia M. Wong, de la Universidad de Pittsburg (Estados Unidos), este es el primer trabajo en el que se ha comprobado que en los adultos cuyos empleos tienen un horario estable, el jet lag social puede contribuir a que también sufran problemas metabólicos que tendrían como consecuencia la aparición de las enfermedades mencionadas.

En la investigación participaron 447 adultos, con edades comprendidas entre los 30 y los 54 años, que trabajaban al menos 25 horas a la semana fuera de casa. Durante una semana, estas personas llevaron puesta una pulsera que medía su movimiento y sus horas de sueño, y respondieron cuestionarios sobre sus hábitos alimentarios y de ejercicio.

Los investigadores analizaron los datos obtenidos para evaluar los patrones de sueño y el riesgo cardiometabólico de los participantes, y observaron que alrededor del 85% de los mismos presentaba un punto medio más tardío en su ciclo de sueño (una medida denominada midsleep) en sus días libres en comparación con los laborables, mientras que el 15% restante tenía un midsleep anterior en los días libres que en los de trabajo.

Los resultados del estudio revelaron que los individuos con mayor desajuste entre los horarios de sueño en los días de ocio y los laborables tenían tendencia a presentar un mal perfil de colesterol, elevados niveles de insulina en ayunas, mayor circunferencia de la cintura y un índice superior de masa corporal, y más resistencia a la insulina que aquellos con menos jet lag social, características que se mantenían incluso teniendo en cuenta otros factores como la actividad física y las calorías ingeridas.

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Entrevista con el experto

Dr. Amós García Rojas

Los padres siguen teniendo muchas dudas sobre las vacunas infantiles, mientras que las tasas de vacunación en adultos no llegan a los niveles recomendados por la OMS. El Dr. García Rojas nos aclara estas cuestiones.

Dr. Amós García Rojas

Dr. Amós García Rojas, Presidente de la Asociación Española de Vacunología
“Las vacunas de la infancia no protegen durante toda la vida, por lo que durante la adolescencia y la edad adulta debemos revisar nuestras necesidades preventivas, ya que la correcta protección de toda la población permite evitar la enfermedad y la discapacidad, y lograr un envejecimiento activo y saludable”

PUBLICIDAD

Salud en cifras

30%
se podría reducir la incidencia de artritis reumatoide si nadie fumara
'Fuente: 'Sociedad Española de Reumatología’'