PUBLICIDAD

Belleza y bienestar
Ronquidos, cómo combatirlos
Roncar no debe considerarse únicamente como un inconveniente para la convivencia nocturna, sino también como un síntoma de posibles enfermedades. Te contamos cómo combatirlos con ayuda de tu pareja.
Escrito por Enrique González, Periodista experto en salud y bienestar

Cómo ayudar a tu pareja a dejar de roncar


Los ronquidos son un mal compañero de cama. La presencia de este incomodo intruso cada noche da lugar a discusiones de pareja o, lo que es peor, supone un obstáculo insalvable para la relación. Hay matrimonios que optan por dormir en habitaciones separadas por la desesperación, mientras que otros, los casos más extremos, directamente acaban rompiéndose.

Pero tampoco hay que ponerse tan drástico. Si te encuentras en esta situación, lo mejor que puedes hacer es planteártelo como un problema común que tenéis que afrontar unidos. Esa dura batalla reforzará vuestro compromiso. Aquí tienes algunos consejos que muestran cómo ayudar a tu pareja a dejar de roncar:

  • Lo principal es no culpar al roncador de la situación. Comprende que se trata de un trastorno inevitable para el que existen varias soluciones. Solo tenéis que buscarlas juntos.
  • Si los ronquidos son muy fuertes y se repiten cada noche, ayúdale a reconocer el problema y acudid juntos a un especialista. Cabe la posibilidad de que tenga algún problema respiratorio y ni si quiera lo sepa.
  • Dado que el sobrepeso es en muchas ocasiones el motivo de los ronquidos, anímale a hacer ejercicio continuado y a que guarde la línea con una alimentación equilibrada y baja en calorías. Es importante que hagáis las actividades físicas juntos, así podrás motivarle en caso de que quiera abandonar.
  • Igualmente, ayudarás a tu pareja a dejar de roncar evitando que consuma tabaco, alcohol o aquellos fármacos de los que realmente pueda prescindir. Utiliza tu poder de persuasión para hacerle ver que esos hábitos le perjudican.
  • Acostumbraros a seguir una rutina a la hora de dormir por la que siempre os acostéis a la misma hora y podáis descansar el tiempo que sea necesario para afrontar con energía la siguiente jornada.
  • Asimismo, procura que duerma de lado. Aparentemente es complicado conseguir que tu pareja no se gire en toda la noche, pero hay formas de evitarlo. Una que resulta es colocar una almohada entre medias de ambos.

Actualizado: 21 de Noviembre de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

60%
de los pacientes supervivientes de cáncer solicita algún tratamiento estético
'Fuente: 'Grupo de Expertos en Medicina Estética Oncológica (GEMEON)''

PUBLICIDAD