PUBLICIDAD

Noticias Belleza y bienestar

Estados Unidos modifica las normas de etiquetado de las cremas de protección solar

La FDA ha realizado cambios sustanciales en el etiquetado de las cremas de protección solar, así, si su factor de protección es igual o inferior a 15, en su etiqueta no podrá poner que protegen frente a las quemaduras o el cáncer de piel.
Frasco de protección solar

17 de Junio de 2011

La FDA (Agencia Americana del Medicamento) ha variado las normas que rigen la forma de etiquetar las cremas de protección solar y, a partir de ahora, si su factor de protección es igual o inferior a 15, en su etiqueta no podrá poner que protegen frente a las quemaduras o el cáncer de piel. Además, no se permitirá tampoco que en la etiqueta figure 'con resistencia al agua'.

Según lo acordado por este organismo, para que un protector solar se considere de 'amplio espectro' es necesario que proteja contra los rayos ultravioleta A y B, y que su factor de protección solar sea superior a 15. Para demostrar que es así, se les someterá a una prueba. En el caso de que cumplan los requisitos señalados, podrán incluir en la etiqueta un texto que informe al consumidor de que, en caso de utilizarse siguiendo las indicaciones y tomando una serie de precauciones para protegerse de la radiación solar, como usar ropa apropiada y permanecer a la sombra el mayor tiempo posible, pueden disminuir el riesgo de cáncer de piel y envejecimiento cutáneo prematuro.

Janet Woodcock, la directora del Centro para la Evaluación de Medicamentos de la FDA, ha explicado que pretenden garantizar así que los consumidores reciban una mejor información sobre la manera de evitar las quemaduras solares y cómo prevenir el desarrollo de cáncer de piel.

La nueva normativa pretende que los consumidores reciban una mejor información sobre la manera de evitar las quemaduras solares y cómo prevenir el cáncer de piel

También están evaluando la posibilidad de prohibir que los protectores solares tengan un factor superior a 50, porque opinan que esto no supone un beneficio importante, y puede confundir a la población y hacer que se sienta más protegida de lo que realmente está.

El cambio en las etiquetas pretende acabar también con la práctica de publicitar que un protector solar es resistente al agua, ya que la FDA considera que esto es "engañoso".

La Agencia va a estudiar además los filtros solares comercializados en formato aerosol, y que se emplean frecuentemente con los niños, con el fin de comprobar si la protección que ofrecen es adecuada.

Fuente: EUROPA PRESS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD