PUBLICIDAD

Noticias Belleza y bienestar

Expertos aconsejan cómo cuidar el cerebro en verano

La Sociedad Española de Neurología (SEN) y la Fundación del Cerebro han elaborado una serie de consejos para informar sobre las medidas a tomar para proteger el cerebro del aumento de temperaturas en verano.
Expertos aconsejan cómo cuidar el cerebro en verano

11 de Julio de 2013

La Sociedad Española de Neurología (SEN) y la Fundación del Cerebro han elaborado una serie de consejos dirigidos a la población general para informar sobre las medidas que debemos tomar para proteger el cerebro del aumento de temperaturas propio de la época estival.

Aunque las recomendaciones de la SEN son para todos, las personas que sufren enfermedades degenerativas son más propensas a sufrir una deshidratación, y estos expertos señalan que los síntomas de muchas patologías, como es el caso de las enfermedades neuromusculares también se agravan a consecuencia del calor. Para minimizar los riesgos, por lo tanto, aconsejan tomar las siguientes precauciones:

Una deshidratación que supere el 2% del peso corporal reduce la capacidad de concentración, la memoria a corto plazo y el rendimiento físico, y aumenta la fatiga y la posibilidad de sufrir una cefalea

  • Protegerse del calor y evitar los cambios bruscos de temperatura. Las altas temperaturas pueden causar insomnio y dolor de cabeza, además de fatiga y, como ya se ha comentado, los síntomas de muchas enfermedades empeoran con el calor. También es preciso tener cuidado con los cambios bruscos de temperatura; así, poner el aire acondicionado muy fuerte, tomar bebidas o alimentos muy fríos, o bañarnos tras haber permanecido al sol, pueden desencadenar dolor de cabeza.
  • Mantenerse hidratado. El Dr. David A. Pérez, director de la Fundación del Cerebro explica que una deshidratación que supere el 2% del peso corporal reduce la capacidad de concentración, la memoria a corto plazo y el rendimiento físico, aumentando la fatiga y la posibilidad de sufrir una cefalea, incluso cuando se trata de adultos sanos. Estos síntomas son más intensos en el caso de personas mayores, advierte, y hay que extremar las precauciones en el caso de pacientes con demencias u otro tipo de enfermedades degenerativas porque pueden tener alterada la sensación de sed.
  • Establecer un horario regular para dormir y comer. Un consejo especialmente dirigido a las personas que padecen migrañas o cefaleas y a los pacientes con epilepsia, ya que pueden ver agravadas sus crisis por la falta de sueño.
  • Seguir una dieta saludable. Según estos especialistas, lo mejor para el cerebro es la dieta mediterránea. Además, aconsejan no realizar excesos y aumentar el consumo de alimentos ricos en agua, como la fruta y las ensaladas, porque nos ayudarán a mantenernos hidratados.
  • Utilizar cascos protectores cuando se realizan deportes o actividades peligrosas. En verano, a causa del calor, la población tiende a no ponerse cascos protectores, y esto incrementa los accidentes. Los expertos recuerdan que hay que protegerse la cabeza todo el año, tanto en el ámbito laboral, como cuando se practican determinados deportes de riesgo.
  • Practicar ejercicio regularmente, porque entre otras ventajas ayuda a prevenir la hipertensión arterial, una afección muy dañina para el cerebro. En verano, lo ideal es la natación o pasear, evitando siempre las horas de más calor, y empleando protector solar, y ropa adecuada cuando se realicen actividades al aire libre.

Fuente: Sociedad Española de Neurología (SEN)

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

Tres
millones de personas en España padecen dolor neuropático
'Fuente: 'Sociedad Española de Neurología''