PUBLICIDAD

Belleza y bienestar
Cómo elegir tus gafas de sol
En verano todos nos preocupamos de cuidar nuestra piel, pero ¿y nuestros ojos? Las radiaciones solares también pueden causarles problemas. Te damos las claves para escoger las mejores gafas de sol.
Escrito por José González, Periodista
Revisado por Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas, Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas

Gafas de sol para conducir

Si vas a coger el coche para tus desplazamientos, o simplemente para trayectos cortos, te recomendamos que lleves siempre unas gafas de sol a mano en la guantera para ponértelas y evitar deslumbramientos. En verano la luminosidad es alta durante casi todo el día y hay momentos en los que se producen cambios bruscos de luz, por ello las gafas de sol son imprescindibles. Además, llevarlas ayudará a reducir tu fatiga visual al no tener que forzar la musculatura ocular.

Lo más importante de las gafas de sol para conducir es que se adapten bien a la cara, es decir, que no se caigan ni resbalen por la nariz pues esto podría provocar despistes. Otro punto que se debe tener en cuenta es el color del cristal, muchas veces se elige por estética pero esos colores tienen funciones muy diferenciadas.

Tal y como aconseja el Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas, las gafas de sol más adecuadas para conducir son aquellas que contienen lentes polarizadas, ya que reducen el deslumbramiento y facilitan la visión en días muy luminosos. Los cristales polarizados evitan los deslumbramientos porque tienen un mejor filtro UV, además de que eliminan los brillos y aumentan el contraste en la carretera.

Lentes polarizadas
Las gafas de sol con lentes polarizadas son idóneas para conducir ya que reducen los destellos en días muy soleados.

Otra muy buena opción son las gafas de sol con cristales grises, lo cuales aportan un mayor contraste y no alteran apenas los colores del exterior, por lo que se distinguen muy bien los colores de las señales o de los semáforos. Como hemos visto en el apartado anterior hay diferentes categorías de gafas de sol. Para conducir se recomienda la categoría 3 que a pesar de ser oscuras son perfectas para las zonas de playa y montaña donde el sol es potente. También se recomiendan las de categoría 2 para otoño e invierno, donde el sol no tiene tanta luminosidad, y el filtro 4 está totalmente desaconsejado para conducir pues es muy oscuro.

Si, además, usas gafas graduadas, lo más importante es que la graduación esté actualizada y las lentes adaptadas a tu defecto visual, y es conveniente que las gafas cuenten con un tratamiento anti-reflejante, ya que se incrementa el contraste y se disminuye los reflejos y los deslumbramientos producidos por la luz en el asfalto o los cristales de los edificios.

Actualizado: 25 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD