PUBLICIDAD

Noticias Mente y emociones

La felicidad conyugal triplica la posibilidad de sobrevivir tras someterse a un bypass

Las personas que se encuentran felizmente casadas viven más tiempo que las que están solteras tras pasar por una intervención quirúrgica de 'by-pass' coronario.
La felicidad conyugal vital tras someterse a un bypass

27 de Agosto de 2011

Un reciente estudio realizado por un grupo de investigadores de la Universidad de Rochester, en Estados Unidos, ha comprobado que las personas que se encuentran felizmente casadas viven más tiempo que las que están solteras tras pasar por una intervención quirúrgica de bypass coronario.

La información, que ha sido recogida por Health Psychology en su versión digital, revela que los casados (tanto hombres como mujeres) que se someten a este tipo de cirugía cuentan con el triple de posibilidades de vivir 15 años más tras la intervención, que aquellos que están solteros.

Harry Reis, profesor de psicología en la Universidad de Rochester, y uno de los autores del estudio, explica que el efecto que produce un matrimonio satisfactorio resulta fundamental tras el bypass, e influye tanto en la supervivencia como abandonar el consumo de tabaco, o controlar otros factores que incrementan el riesgo de sufrir complicaciones, como la hipertensión arterial o la obesidad.

El matrimonio, sin embargo, no afecta por igual a las mujeres y a los hombres. De acuerdo con el estudio, en los varones, por lo general, el matrimonio se asocia con tasas más altas de supervivencia y, a mayor nivel de satisfacción, mayor supervivencia. En el caso de las mujeres resulta más importante la calidad de la relación. Así, para ellas, los matrimonios infelices prácticamente no suponen ninguna ventaja a la hora de incrementar su supervivencia, mientras que si están satisfechas con su relación de pareja, casi se cuadruplica su tasa de supervivencia.

Altas tasas de supervivencia tras un bypass después de 15 años

Los autores del estudio evaluaron a 225 pacientes se habían sometido a un bypass entre los años 1987 y 1990, y les pidieron que describieran lo satisfechos que se encontraban en su matrimonio al año de la intervención quirúrgica. La investigación tuvo en cuenta ajustar parámetros como el sexo, la edad, el estado de ánimo, la cultura, el consumo de tabaco, y otros aspectos que influyen sobre la tasa de supervivencia de las enfermedades cardiovasculares.

Incluso los hombres casados menos felices en su matrimonio presentaban una tasa de supervivencia del 60%, notablemente mejor que la de los hombres solteros, que solo alcanzaba el 36%

El 83% de las mujeres que se declararon felizmente casadas seguían vivas 15 años después de la intervención, frente al 28% de las mujeres cuyo matrimonio no era feliz y el 27% de las solteras. En cuanto a los hombres satisfechos con su vida conyugal también había sobrevivido el 83%, pero aquellos menos felices en su matrimonio presentaban una buena tasa de supervivencia: el 60%, notablemente mejor que la de los hombres solteros, que solo alcanzaba el 36%.

Kathleen King, profesora emérita de la Facultad de Enfermería de la Universidad de Rochester, y autora principal del artículo, afirma que el estudio revela lo importantes que son las relaciones para ambos sexos, y que el apoyo que proporciona el cónyuge, unido a otros hábitos saludables como la práctica de ejercicio físico y el abandono del tabaco, resultan vitales para la supervivencia a largo plazo cuando se padece una enfermedad cardiovascular. Además, según la experta, el matrimonio en sí mismo es una motivación para que las personas se cuiden más y deseen sobrevivir.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

1%
de la población padece algún trastorno del espectro autista (TEA)
'Fuente: 'Fundaciones del ámbito social y de salud, Ampans y Althaia''