PUBLICIDAD

Belleza y bienestar
Donación de sangre
La sangre no tiene sustitutos y no se puede fabricar, por eso es tan importante conseguir que las personas la donen de forma altruista. Resuelve tus dudas y hazte donante porque 'donar sangre es regalar vida'.
Escrito por Eva Salabert, Periodista experta en salud

Razones para donar sangre

Donar voluntaria y altruistamente tu sangre contribuye a mejorar la salud o a salvar la vida de otros, no te causa ningún perjuicio y, si te haces donante, solo es necesario que dediques un poquito de tu tiempo cada tres o cuatro meses.

¿Por qué es tan importante donar sangre?

No tenemos ningún sustituto para la sangre; podemos utilizar suero u otros productos, pero la sangre solo la fabrica el organismo humano y, cuando un paciente la necesita, únicamente contamos con las reservas que hemos creado gracias a la donación altruista de otras personas.

¿Donar sangre tiene alguna ventaja para mí?

Además del valor ético y moral de la persona que dona su sangre de forma altruista y solidaria, la sangre que donas se analiza, y los resultados de estos análisis se envían al domicilio que hayas facilitado, por lo que si descubren que padeces alguna afección, te lo comunicarán en seguida de forma confidencial.

Por otra parte, recuerda que cualquiera de tus seres queridos, o tú mismo, podéis necesitar una transfusión en cualquier momento, y si otra persona no hubiera sido tan generosa de ofrecer su sangre, ese tratamiento no sería posible.

¿Qué hacen con la sangre donada?

La sangre donada se procesa y se mantiene en unas neveras especiales. Se realizan distintos procedimientos para poder aprovecharla a lo largo de toda su vida útil. A los pacientes a veces se les transfunde sangre entera, pero otras veces se utilizan concentrados de hematíes, o de plaquetas, dependiendo de la patología que presenten.

Es importante tener en cuenta, advierte el Dr. Amengual –responsable de las campañas de donación de sangre del Hospital La Paz de Madrid–, que en el transcurso de una intervención quirúrgica, algunos pacientes pierden mucha sangre y pueden llegar a necesitar cuatro o más bolsas de sangre, y cada bolsa procede de una única donación, por eso es tan importante que la gente se conciencie y se convierta en donante habitual.

¿Por qué no se debe pagar la sangre?

En los orígenes la sangre se pagaba y, como explica este experto, esto tenía efectos perniciosos, ya que ‘había gente que venía con demasiada frecuencia, lo cual no es bueno, algunos podían transmitir enfermedades, e incluso se daban casos de jóvenes de complexión fuerte, pero menores de edad, que acudían a donar para recibir dinero a cambio. Además, algunas personas en situaciones de precariedad y exclusión social lo hacían para poder comer, y a esas personas hay que darles otra solución’.

En la actualidad, y según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) todavía hay 62 países que dependen de las donaciones de los familiares de los pacientes o de donantes remunerados, pero este organismo pretende que, para el año 2020, todas las naciones consigan que el suministro de sangre y productos sanguíneos procedan exclusivamente de la donación voluntaria no remunerada.

Actualizado: 31 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

7
de cada diez envases de vidrio que se consumen en España se reciclan
'Fuente: 'Ecovidrio''

PUBLICIDAD