PUBLICIDAD

Belleza y bienestar
Carillas dentales, una sonrisa ‘de cine’ es posible
Tener una dentadura que permita lucir una sonrisa perfecta es el sueño de cualquiera, y hacerlo realidad es posible con las carillas dentales, un tratamiento estético indoloro que te garantiza una boca radiante.
Escrito por Natalia Castejón, Periodista

Cuándo se pueden usar carillas dentales

Cuándo se pueden usar carillas dentales

Las carillas estéticas cubren el diente real y camuflan imperfecciones, como la diastema.

Las carillas estéticas cubren el diente real, pero no solucionan el problema, sino que lo camuflan. Al tratarse de una lámina que se coloca en la parte exterior del diente, solo se pueden utilizar en algunos casos en los que las afecciones estéticas no son muy complicadas. Los casos en los que se suelen utilizar las carillas dentales son:

  • Cuando se tienen algunos dientes separados, lo que se conoce como diastema; las carillas estéticas pueden cubrir ese espacio, pero si lo que se desea es atajar de raíz el problema habrá que recurrir a una ortodoncia.
  • Las pequeñas fracturas también se pueden solapar con este tipo de tratamiento, dándole al diente un aspecto muy natural.
  • En algunas ocasiones no todos los dientes son del mismo tamaño, por lo que para solucionarlo se pueden colocar las carillas sobre los más pequeños, igualando así toda la dentadura.
  • También existen personas cuyos dientes son demasiado cortos, por lo que al sonreír se les ve mucho más la encía que la dentadura. Este problema también quedaría resuelto con las carillas estéticas.
  • Con los años, y la ingesta de refrescos, , café, medicamentos, o el consumo de tabaco, el esmalte de los dientes puede desgastarse y mostrar un aspecto sucio y decolorado, algo que se puede ocultar tras las carillas.
  • El uso más común de este tratamiento es para conseguir una sonrisa blanca evitando al paciente la sensibilidad que se puede producir si se somete a un blanqueamiento dental.

 

Actualizado: 31 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD