PUBLICIDAD

Belleza y bienestar
Higiene bucal paso a paso
Es fundamental adquirir unos buenos hábitos de higiene bucodental desde la infancia para prevenir problemas como la enfermedad periodontal y la caries. Te explicamos, paso a paso, el proceso que debes seguir.
Escrito por Raquel Calderón, Odontóloga

Higiene bucodental en adultos

La higiene bucodental en adultos es fácil de llevar a cabo, solo es cuestión de convertir en un hábito unas pautas sencillas, pero que a algunos les cuesta poner en práctica.

Control mecánico de la placa dental

Cepillado

Su efectividad depende de la minuciosidad y rigurosidad de los movimientos efectuados, más que de la elección de una técnica concreta. Salvo los casos que requieran una técnica determinada, actualmente se considera que la técnica personal de cepillado de cada paciente es la más efectiva para él, aunque el profesional puede verificar las posibles deficiencias que presenta su manera de cepillarse, y aconsejarle cómo mejorarla. El tiempo óptimo de duración del cepillado se ha estimado en 2 minutos. Se deben cepillar también los carrillos, las encías, el paladar y la lengua, para un completo control de la placa.

Algunas recomendaciones a tener en cuenta a la hora de elegir un cepillo son: cerdas suaves de punta redondeada y cabeza multipenacho situada en el mismo plano con el mango. Las cerdas duras producen lesiones traumáticas y recesiones gingivales.

Limpieza interproximal

Es de suprema importancia incorporar estas técnicas y métodos de limpieza interproximal a la higiene bucodental diaria. La limpieza de los espacios interproximales es eficaz para reducir la inflamación gingival y las caries interproximales. Hay que extremar la atención a la hora de usar la seda dental, ya que puede rasgar la papila interproximal (es decir, puede rasgar la encía). Por eso sería conveniente que el profesional enseñara la técnica correcta al paciente. Otros elementos de limpieza interproximal pueden ser cepillos interproximales, palillos de madera, cepillos unipenacho, estimuladores de caucho e irrigadores orales.

Control químico de la placa dental

Dentífrico

Dependiendo del dentífrico, el objetivo primordial es proporcionar efectos beneficiosos que protejan contra la incidencia de enfermedades bucodentales, como la caries, mediante la incorporación del ion flúor al cristal de apatita del esmalte; la reducción de la hipersensibilidad dentaria; la enfermedad periodontal y la formación de cálculos. Los dentífricos se utilizan junto a los cepillos de dientes para limpiar las superficies accesibles de los dientes. También se usan los dentífricos como vehículo de ciertos agentes terapéuticos. La dosis usual en el adulto es de 1,5 mg de fluoruro.

Colutorio

Son sustancias de características parecidas a los dentífricos pero, a diferencia de ellos, al no ser usados con un cepillo, no van a poder eliminar la película dentaria. Sus objetivos son: complementar las medidas mecánicas de control de la placa bacteriana, mejorar la halitosis, y eliminar temporalmente el número de microorganismos que integran la microbiota bucal. Tras la utilización del colutorio, no debe enjuagarse la boca con agua u otro líquido al menos durante 30 minutos, ya que esto favorecería la eliminación del mismo, reduciendo su eficacia.

Actualizado: 27 de Enero de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD