PUBLICIDAD

Belleza y bienestar
Cómo ahorrar energía
Muchas de las fuentes de energía que utilizamos a diario emiten gases nocivos para el medioambiente. Te enseñamos cómo utilizarlas eficientemente para ahorrar y que no se resienta ni tu salud ni tu bolsillo.
Escrito por Laura Saiz, Periodista especializada en deporte, belleza y bienestar

Ahorro de energía en el coche

Una conducción eficiente reducirá las facturas en el taller y en la gasolinera de manera importante y las emisiones de gases nocivos en un 15%. Además, disminuirá las emisiones de CO2, ya que el parque de vehículos es una de las principales fuentes de contaminación en las grandes ciudades. Estas son otras medidas para ahorrar energía cuando cojas el coche:

  • Utiliza el transporte colectivo siempre que puedas. Si no es posible, trata de que tu coche no vaya con un solo ocupante; organízate con amigos en tus desplazamientos por ocio o comparte coche para ir al trabajo (hay páginas web que organizan estos viajes). Aproximadamente el 80% de los movimientos en automóviles en día laborable se realizan para acudir al trabajo, por lo que si compartes coche con dos personas supondrá un ahorro del 50%, con tres un 66% y con cuatro acompañantes un 75%, según datos del Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE).
  • No cojas el coche para pequeñas distancias. Anda o utiliza la bici; tu bolsillo y tu salud te lo agradecerán.
  • Cuando compres un coche, elige un modelo adaptado a tus necesidades y fíjate en la etiqueta de consumo de carburante y en la clase energética del vehículo.
  • Mantén en buenas condiciones el coche. Revisa la presión de los neumáticos, los filtros de aire, las bujías…
  • Trata de mantener una velocidad constante sin acelerones ni frenazos. Se puede llegar a un ahorro de combustible del 15%.
  • Arranca el motor sin pisar el acelerador. La primera marcha sólo se debe usar para iniciar la marcha; hay que cambiar a segunda a los seis metros o dos segundos aproximadamente.
  • En los motores de gasolina hay que cambiar de marcha en torno a las 2.000 r.p.m. y en los diesel a las 1.500 r.p.m. Siempre que sea posible, hay que circular con las marchas más largas y a bajas revoluciones.
  • Levanta el pie del acelerador con la marcha engranada. Frena de forma suave y progresiva y reduce de marcha lo más tarde posible.
  • En paradas de más de un minuto es recomendable apagar el motor.
  • Hay ciertas circunstancias que hacen que el coche consuma más: llevar un cofre hasta el 15%, el aire acondicionado puesto hasta un 25%, las ventanillas bajadas hasta un 5%, transportar 100 kilos de peso suplementario hasta un 5%, una falta de presión de 0,3 bares en los neumáticos hasta un 3%…

Actualizado: 29 de Marzo de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Laura Saiz

Periodista especializada en deporte, belleza y bienestar
Laura Saiz

PUBLICIDAD

Salud en cifras

7
de cada diez envases de vidrio que se consumen en España se reciclan
'Fuente: 'Ecovidrio''

PUBLICIDAD