PUBLICIDAD

Noticias Belleza y bienestar

Asocian contaminantes e hipertensión en obesos

La exposición a contaminantes orgánicos persistentes, que son muy resistentes a la degradación, se asocia con un mayor riesgo de sufrir hipertensión en el caso de las personas obesas, según datos de un estudio.
Un hombre fumiga una cosecha

Los contaminantes orgánicos persistentes (COPs) tienden a acumularse en la grasa corporal.

01 de Junio de 2015

La exposición a elevados niveles de determinados contaminantes orgánicos persistentes (COPs) está asociado con un mayor riesgo de sufrir hipertensión en el caso de las personas que presentan obesidad, según ha descubierto un estudio dirigido por la Universidad de Granada (UGR) y el Instituto de Investigación Biosanitaria ibs.Granada.

El estudio se incluye en otro mayor denominado GraMo, en el que han participado más de 300 pacientes que iban a ser operados durante 2003 y 2004 en dos hospitales granadinos, y de los que se tomaron muestras de sangre y grasa en las que se analizaron los niveles acumulados de diversos plaguicidas y sustancias industriales que se consideran contaminantes orgánicos persistentes a causa de su gran resistencia a la degradación.

La exposición a los contaminantes orgánicos persistentes se relaciona con un aumento del riesgo de padecer diabetes, obesidad, e hipercolesterolemia

Durante los diez años de seguimiento, los investigadores registraron las enfermedades que se le diagnosticaron a cada uno de los voluntarios, y observaron que entre los COPs relacionados con la hipertensión se encontraban el hexaclorobenceno (un antiguo funguicida), un compuesto relacionado con el plaguicida lindano, que se empleó frecuentemente en la agricultura y en la elaboración de productos de higiene personal, y tres bifenilos policlorados (PCBs), utilizados en varios productos industriales como transformadores eléctricos.

Aunque todas estas sustancias están prohibidas actualmente en España, todas las personas que participaron en el estudio presentaban residuos de alguna de ellas en el organismo. Como ha explicado Juan Pedro Arrebola, investigador de la UGR y autor principal del estudio, los resultados del trabajo ayudan a comprender la posible relación entre la contaminación ambiental y la incidencia de algunas enfermedades crónicas, sobre todo las relacionadas con el síndrome metabólico.

De hecho, los expertos opinan que los COPs podrían estar involucrados en el desarrollo de este síndrome, y en el estudio GraMo se ha observado que la exposición a estos contaminantes se relaciona con un aumento del riesgo de padecer diabetes, obesidad, e hipercolesterolemia. La principal vía de exposición a los COPs es a través de la ingesta de alimentos grasos y, según este experto, estos compuestos tienden a acumularse en la grasa corporal, por lo que esa podría ser la razón por la que las personas obesas son más propensas a sufrir este tipo de enfermedades.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

39%
es la efectividad de la vacuna de la gripe para prevenir ingresos hospitalarios en personas de entre 65 y 79 años
'Fuente: 'Centro de Investigación Biomédica en Red de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP)''