PUBLICIDAD

Belleza y bienestar
Cultiva tu propio huerto en casa
Aunque vivas en una gran ciudad no tienes por qué renunciar a tener tu propio huerto en casa. Te explicamos qué necesitas y cómo planificarlo, paso a paso, para llevar a tu mesa frutas y hortalizas frescas y ecológicas.
Escrito por Enrique González, Periodista experto en salud y bienestar

Cómo empezar a cultivar tu propio huerto

Si has decidido plantar un huerto en casa y tienes preparado todo lo necesario, el siguiente paso será comenzar a plantar las semillas. Debes saber que existen diferentes maneras de hacerlo, dependiendo del vegetal que cultives y de tu experiencia como agricultor. Las más habituales son tres:

  • Utilizar semilleros: son pequeños recipientes que ayudan a proteger las frutas y hortalizas durante la fase de germinación. Una vez que las plantas hayan echado raíces, será necesario trasplantarlas a recipientes más grandes, donde crecerán definitivamente. En ese proceso has de tener especial cuidado de no dañar las raíces al extraerlas del semillero. Se recomienda humedecer bien la tierra antes de sacar los brotes.
  • Plantar directamente: sólo hace falta que introduzcas dos o tres semillas en los alveolos y las cubras con la tierra. No debes enterrarlas a demasiada profundidad para que puedan salir al exterior sin obstáculos. Las raíces de frutas y hortalizas suelen crecer más a lo ancho que a lo largo, por lo que no hace falta usar macetas demasiado profundas, a excepción de aquellos vegetales que nacen dentro de la tierra (por ejemplo, las patatas o las zanahorias).
  • Sembrar plantones: los plantones son brotes que pueden introducirse directamente en la maceta o mesa de cultivo porque ya han pasado la fase del semillero. Este recurso es muy recomendable si es la primera vez que cultivas frutas, hortalizas o legumbres, ya que se trata de plantas que ya han sobrevivido a la etapa de germinación.

A la hora de plantar el huerto, puedes poner juntos diferentes especies de vegetales. Esta manera de disponer la cosecha se conoce como asociación de cultivos, y tiene efectos beneficiosos para el crecimiento de los vegetales porque aprovechan mejor los nutrientes y dificultan la aparición de plagas. No obstante, la combinación sólo es aconsejable con cultivos con características botánicas diferentes, puesto que de lo contrario las plantas competirían por los nutrientes de la tierra.

Para plantar las semillas de tu huerto puedes ayudarte de diferentes herramientas, como la paleta para hacer los agujeros en la tierra, un rastrillo para removerla y unos guantes para proteger tus manos.

Actualizado: 13 de Junio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

60%
de los pacientes supervivientes de cáncer solicita algún tratamiento estético
'Fuente: 'Grupo de Expertos en Medicina Estética Oncológica (GEMEON)''

PUBLICIDAD