PUBLICIDAD

Belleza y bienestar
Plagas urbanas: peligro para la salud
En las ciudades convivimos con insectos y pequeños animales que pueden convertirse en un problema de salud pública si proliferan en exceso. Descubre las plagas urbanas más frecuentes y cómo se combaten.
Escrito por Enrique González, Periodista experto en salud y bienestar

Plagas urbanas más frecuentes

Mujer en la cocina grita mientras sujeta un ratón por la cola

Las plagas de roedores son peligrosas, ya que pueden transmitir enfermedades como la leptospirosis.

En las ciudades habitan innumerables especies animales o de insectos que pueden llegar a convertirse en auténticas plagas urbanas si no se controlan. Entre las más frecuentes y peligrosas para la salud de las personas se encuentran las siguientes:

CucarachasCucarachas

Son una de las plagas urbanas más comunes. No sólo se encuentran en las calles, sino también en las viviendas o en cualquier establecimiento. Su presencia está relacionada con las malas condiciones higiénicas o la falta de mantenimiento de los edificios, por lo que las plagas de cucarachas se dan, sobre todo, en zonas deprimidas de las ciudades. Se las relaciona con la transmisión de patógenos causantes de asma, diarreas, o infecciones tan graves como la listeriosis.

ácarosÁcaros

Estos arácnidos diminutos (miden entre 0,1 y 10 milímetros, según la especie) viven en lugares con presencia de fibras, como pueden ser los colchones, moquetas, muebles tapizados, o la ropa de cama. Se alimentan de las escamas de la piel humana y dependen de la temperatura y la humedad relativa para sobrevivir. Sus excrementos y otros restos que dejan contribuyen a provocar asma y alergias.

ratasRatas

Las plagas de estos roedores son de las más peligrosas, ya que portan gran cantidad de vectores que transmiten enfermedades. Entre ellas se pueden encontrar desde el asma o la leptospirosis (una patología que causa fiebre y dolores en todo el cuerpo, entre otros síntomas), hasta el tifus o la peste en algunos países. Viven en lugares sucios, como las alcantarillas, o allí donde hay desperdicios de comida y basura.

palomasPalomas

No es extraño encontrar en las ciudades grandes aglomeraciones de estas aves en plazas y parques. Entrar en contacto con ellas entraña un riesgo porque entre sus plumas portan una innumerable cantidad de parásitos. Tantos, que incluso sus picotazos pueden causar irritaciones o reacciones alérgicas.

moscasMoscas

Según la OMS, existen 120.000 especies de moscas, que habitan en prácticamente todos los ecosistemas. Su afición por posarse y alimentarse de excrementos y basura las convierten en unas excelentes transmisoras de enfermedades, entre las que se encuentran la salmonella, o infecciones intestinales. Pueden incluso dar origen a algunas tan graves como el cólera.

MosquitosMosquitos

Aunque en Europa o Norteamérica no representan una gran preocupación para las autoridades, en otras regiones del planeta, como África o Latinoamérica, los mosquitos transmiten enfermedades como malaria, dengue, fiebre amarilla, Chikungunya o Virus del Nilo Occidental.

GarrapatasGarrapatas

Estos ácaros encuentran su cobijo predilecto en los animales, principalmente perros, roedores y aves. Especialmente en el caso de las mascotas domésticas, puede darse su presencia en las viviendas. Son grandes vectores de infecciones y reacciones alérgicas severas, y también pueden producir patologías como la enfermedad de Lyme. Su picadura causa dolor y lesiones en la piel en forma de ampollas o sarpullidos.

Actualizado: 14 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

60%
de los pacientes supervivientes de cáncer solicita algún tratamiento estético
'Fuente: 'Grupo de Expertos en Medicina Estética Oncológica (GEMEON)''

PUBLICIDAD