PUBLICIDAD

Belleza y bienestar
Quinto contenedor, reciclaje de materia orgánica
Verde, amarillo, azul, rojo… a los colores del reciclaje que conocías debes sumar el contenedor marrón. Te explicamos qué residuos debes meter en su interior para reducir la contaminación y cuidar el medioambiente.
Escrito por Natalia Castejón, Periodista

Qué es el quinto contenedor y qué se puede reciclar en él

Proteger el medioambiente está en nuestras manos y una buena manera de hacerlo es reciclando. Cada residuo tiene su contenedor, diferenciados por colores para simplificar el proceso de separado: azul, verde, amarillo, rojo… y marrón, el conocido como quinto contenedor. Vamos a explicarte para qué sirve este último, porque es sin duda el menos conocido.

Es posible que los hayas visto por alguna calle de tu ciudad, de color oscuro, y en muchos casos con acceso únicamente para aquellos provistos de una llave o una tarjeta inteligente. Pero lo realmente importante es qué se puede echar en ellos, porque estos cubos están destinados a la recogida de materia orgánica o biorresiduos.

Su objetivo principal de disminuir la cantidad de estas sustancias que llegan a los vertederos, acabar con la contaminación de los suelos, acuíferos y cauces de agua, tratar más rápido y de una mejor manera estos residuos, y disminuir la cantidad de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero que generan.

Qué residuos puedes echar en el contenedor marrón

Antes de usar este contenedor es importante tener claro lo que se puede meter y lo que no, para que el reciclaje sea lo más eficaz posible. Los biorresiduos son materia orgánica y representan cerca del 40% del total de los desechos que se producen, de ahí la importancia de tratarlos correctamente. Estos son algunos de los restos que puedes reciclar en el contenedor marrón:

  • Residuos de comida: cáscaras de frutos secos, frutas y verduras, huesos, carne, pescado, espinas, cáscaras de huevo, pan, posos de café, conchas de marisco, restos de comida y alimentos caducados.
  • Restos vegetales: desechos de la poda de tipo no leñoso, malas hierbas, ramas, flores, hojas, césped…
  • Residuos de papel: servilletas, pañuelos o papel de cocina sucios, y bolsas compostables.
  • Otros materiales: serrín, tapones de corcho, palillos, palos de helados y excrementos de animales domésticos sin arena.

Actualizado: 2 de Octubre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

16%
de las intervenciones de cirugía estética son para corregir las realizadas por profesionales inadecuados
'Fuente: 'Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE)''