PUBLICIDAD

Belleza y bienestar
Cardo mariano
El principal recurso herbario para el cuidado del hígado lo proporciona un cardo muy común, el cardo mariano. Además, se revela como un gran aliado contra las alergias, los trastornos digestivos y la astenia.
Escrito por Jordi Cebrián, Periodista especializado en plantas medicinales

Cómo se toma el cardo mariano

Cómo se toma el cardo mariano

El aceite vegetal bio de cardo mariano se emplea en cosmética como un protector de la piel, en caso de picaduras de insectos y para tratar las pieles grasas e irritadas.

La silymarina –es decir, el componente bioquímico más interesante terapéuticamente de esta planta– no es soluble en agua, por lo que el uso del cardo mariano para aprovecharnos de sus efectos hepatoprotectores se recomienda que se haga en forma de extracto, en cápsulas o comprimidos, o bien en tintura.

Las dosis para daños hepáticos agudos deben contener un mínimo de 400 mg de silymarina diarios para tratamientos de seis meses. Traducido a cápsulas de 300 mg, supone dosis de tres a seis unidades al día, ingeridas con mucha agua, al menos 50 ml. Debe figurar el porcentaje de silymarina en el producto.

En general se recomiendan dosis medias de extracto con un porcentaje de 70% de silymarina, en forma de cápsulas de 100 a 300 mg. En función de su uso terapéutico estas son las dosis recomendadas:

  • Para las alergias respiratorias se indican dosis de extracto con concentraciones de 140 mg de silymarina, en tres dosis diarias.
  • El extracto líquido, unas 60 gotas en tres tomas diarias, disueltas en agua o en zumo de frutas.
  • La tintura, dosis de 50 a 80 gotas diarias, en tres dosis, entre las comidas, no con ellas.
  • Aceite de cardo mariano, en frascos, para activar la circulación sanguínea y como hemostático.
  • Los frutos de cardo mariano en infusión para problemas digestivos y venosos, una cucharada de postre por taza de agua, tres vasos al día.
  • La decocción de los frutos, asociado a vid roja, meliloto y otras hierbas venotónicas, para friegas y baños de asiento en problemas venosos.
  • La decocción, concentrada de frutos de cardo, para aplicar por vía externa, en compresas o instilaciones en caso de hemorragias nasales y sangrados leves.

Fórmulas herbarias con cardo mariano:

Fórmula hepatoprotectora

Cardo mariano (frutos), alcaravea (frutos), centaura menor (sumidades), boldo (hojas) y menta (sumidades). Una cucharada sopera rasa de la mezcla a partes iguales por cada taza de agua.

Ingredientes:
Ingredientes

Se mantiene en agua durante toda la noche y se cuela al día siguiente.

Preparación:
Preparación

Tres cucharadas soperas de la mezcla por ½ litro agua. Hierves 3 minutos y dejas que repose unos 8 minutos más. Cuelas a fondo.

Dosis:
Dosis

Se deben tomar dos vasos o tres al día, en ayunas. Se puede guardar una noche en la nevera, ya no más.

Fórmula para el hígado graso y como descongestionante hepático

Ingredientes:
Ingredientes

Extractos líquidos de cardo mariano, alcachofera, fumaria y genciana amarilla. 30 ml de cada.

Preparación:
Preparación

Mezclar los extractos, remover bien.

Dosis:
Dosis

Para adultos, unas 40 gotas diarias, en tres dosis, en ayunas.

Fórmula ginecológica

Destinada a normalizar la menstruación en mujeres jóvenes, en menstruaciones abundantes, anemias y falta de vigor.

Ingredientes:
Ingredientes

Cardo mariano, ortiga, artemisa y bolsa de pastor, más anís estrellado. Tres cucharadas soperas de la mezcla a partes iguales por 1 litro de agua.

Preparación:
Preparación

Se hierve 1-2 minutos, se deja que repose 10 más y se filtra. Se le puede añadir miel para mejorar el sabor.

Dosis:
Dosis

Puedes beber a lo largo del día, en dosis pequeñas, desde los 9 días previos a la llegada del periodo.

Fórmula antihemorrágica

En baños para frenar hemorragias nasales y aliviar úlceras de la piel.

Ingredientes:
Ingredientes

cardo mariano, cola de caballo, alfalfa, hojas de roble albar y raíz de bistorta. Cuatro cucharadas de la mezcla por litro de agua.

Preparación:
Preparación

Hervir 3-4 minutos, dejar que repose 5 más y colar.

Dosis:
Dosis

Una vez se ha enfriado la decocción, se empapan unas compresas o trozos de algodón, y se disponen sobre las cavidades nasales que sangran, manteniendo la cabeza ligeramente hacia atrás.

Otros usos del cardo mariano

Antiguamente era tradición valerse de los grandes capítulos florales del cardo mariano para cuajar la leche. Igualmente, el aceite vegetal bio de cardo mariano se emplea en cosmética como un protector de la piel, en caso de picaduras de insectos y para tratar las pieles grasas e irritadas.

Actualizado: 5 de Junio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Jordi Cebrián

Periodista especializado en plantas medicinales
Jordi Cebrián

PUBLICIDAD

Salud en cifras

60%
de los pacientes supervivientes de cáncer solicita algún tratamiento estético
'Fuente: 'Grupo de Expertos en Medicina Estética Oncológica (GEMEON)''

PUBLICIDAD