PUBLICIDAD

Belleza y bienestar
Equinácea: refuerza tus defensas
La equinácea contribuye a disminuir la fiebre, la mucosidad y la tos asociadas tanto al resfriado como a otras enfermedades del sistema respiratorio. Descubre cómo aprovechar sus propiedades.
Escrito por Inma D. Alonso, Periodista experta en salud y bienestar

Contraindicaciones de la equinácea

La equinácea es una planta que se emplea como complemento de muchos tratamientos en la medicina tradicional desde hace bastante tiempo, por lo que existen estudios científicos que avalan sus efectos beneficiosos. De igual forma también los hay respecto a sus contraindicaciones. Recientemente, el Comité Europeo de Hierbas Medicinales (HMPC) advertía de que la equinácea puede causar reacciones alérgicas en los niños menores de doce años. Algunas de dichas reacciones alérgicas son:

  • Urticaria, inflamaciones de la piel y erupciones.
  • Anafilaxis (reacción inmunitaria generalizada del organismo).
  • Asma y problemas respiratorios.

Tampoco está recomendado su uso en personas que padecen enfermedades autoinmunes o hepáticas, y tanto durante el embarazo como en la lactancia debe consultarse a un especialista antes de tomarla.

Del mismo modo, el consumo de la equinácea puede interactuar con ciertas sustancias y medicamentos. Por ejemplo, en el caso del café reduce la capacidad habitual con la que nuestro organismo descompone la cafeína y, en relación a los medicamentos, dificulta la síntesis de aquellos que se eliminan a través del hígado.

En cualquier caso, hay que evitar su consumo durante un período de tiempo bastante prolongado.

Actualizado: 11 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

60%
de los pacientes supervivientes de cáncer solicita algún tratamiento estético
'Fuente: 'Grupo de Expertos en Medicina Estética Oncológica (GEMEON)''

PUBLICIDAD