PUBLICIDAD

Belleza y bienestar
Moringa, el árbol milagro
La moringa es un árbol que ofrece valiosos recursos nutricionales y energéticos, y destaca por sus propiedades medicinales, desde combatir la fatiga, el colesterol o procesos inflamatorios a evitar las infecciones.
Escrito por Jordi Cebrián, Periodista especializado en plantas medicinales

Contraindicaciones de la moringa: advertencias de uso

El uso de moringa, como el de cualquier otra sustancia natural, en determinadas afecciones metabólicas y de tipo nervioso, sobre todo a través de tratamientos sistemáticos, debiera hacerse contando antes con el consenso de tu médico de confianza. Más aún si estás tomando una medicación convencional, a fin de evitar posibles incompatibilidades o interferencias con la acción de los fármacos.

Por regla general, el consumo de moringa oleifera en dosis o cantidades razonables no supone riesgo alguno para la salud, aunque las sobredosis no son recomendables en ningún caso. La moringa puede incluirse tranquilamente en nuestra dieta habitual, si no abusamos de ella. Cabe tener en cuenta, sin embargo, ciertas advertencias o contraindicaciones:

  • Las raíces y la corteza –ambas poco consumidas– pueden mostrar efectos abortivos, al menos a dosis altas. No hace falta insistir en la necesidad de evitarlas, sobre todo si estás embarazada, o crees que puedes estarlo.
  • La moringa es hipoglucemiante, reduce los niveles de azúcar en sangre. Por ello, aquellos que padecen de hipoglucemia –niveles bajos de azúcar– deben moderar su consumo. En caso de abuso, estas personas podrían sufrir desmayos, debilidad y desequilibrios.
  • Al ser una planta energética y algo estimulante, no se recomienda tomarla cerca del momento de acostarnos, sobre todo si eres propenso al insomnio.
  • Cuando se toma en ayunas, o durante periodos largos de tiempo puede generar en personas sensibles acidez gástrica, irritación, y alguna reacción alérgica. En tal caso, estos efectos indeseados se pueden prevenir acompañando la ingesta de moringa oleifera con algún otro alimento consistente.
  • Por sus propiedades depurativas puede producir un ligero efecto laxante, sobre todo cuando se inicia su consumo y el organismo no está todavía habituado, por lo que podrías sufrir algún episodio de diarrea, que debería remitir en poco tiempo.
  • Una complicación infrecuente del consumo de moringa, pero que se debe tener en cuenta, es que incremente excesivamente la cantidad de glóbulos rojos en la sangre, un trastorno conocido como policitemia.

Actualizado: 29 de Mayo de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Jordi Cebrián

Periodista especializado en plantas medicinales
Jordi Cebrián

PUBLICIDAD

Salud en cifras

60%
de los pacientes supervivientes de cáncer solicita algún tratamiento estético
'Fuente: 'Grupo de Expertos en Medicina Estética Oncológica (GEMEON)''

PUBLICIDAD