PUBLICIDAD

Belleza y bienestar
Hinojo
El hinojo es una planta silvestre con numerosas propiedades medicinales, que también se usa en la cocina y la cosmética. Te explicamos cómo debes tomarlo para aprovechar sus beneficios para la salud.
Escrito por Jordi Cebrián, Periodista especializado en plantas medicinales

Hinojo en la cocina y en la cosmética

Sin duda habrás visto en muchas fruterías y supermercados la cepa o bulbo del hinojo, de color blanco verdoso, muy fibrosa, con la parte basal de los tallos y tal vez alguna hoja que se ha quedado de la cosecha. Pero no es ésta la única parte de la planta que se usa en la cocina.

El bulbo se consume crudo, hervido, o se prepara al horno, gratinado, o al vapor. Previamente se han de retirar los restos de hojas y los tallos, lavarlo a fondo, y partirlo en cuatro o cinco trozos laminares, de los que debemos rechazar el corazón o núcleo interior. El bulbo troceado se puede envolver y conservar unos días en el refrigerador.

Los frutos, muy apreciados medicinalmente como ya hemos visto, se aprovechan también en repostería para incorporar en tartas y pasteles, pero también en panes y bizcochos, como si fueran semillas de lino, amapola o cereales. Aportan su característico toque anisado.

Las hojas se emplean como condimento en guisos de pescado y carne, como envoltorio en carnes asadas o al horno, y se han incluido, junto con otras hierbas como la salvia o el tomillo, además de ajo y laurel, para sazonar las olivas. Antiguamente la gente del campo recogía los tallos tiernos cuando caminaba por el campo en verano, los pulían un poco, los cortaban a trocitos, y los chupaban, como medio para aplacar la sed.

Algunos ejemplos de platos y guisos que incluyen hinojo son:

  • Dorada con patatas, zanahoria e hinojo.
  • Lubina al horno con biznaga e hinojo.
  • Salmón al hinojo y vino blanco.
  • Carpa braseada con brandy y sazonada con hinojo.
  • Sopa de verduras con bulbo de hinojo y calabacín.
  • Crema de manzana, hinojo y vino blanco.
  • Láminas de bulbo de hinojo asado con pan rallado y vino blanco.
  • Estofado de carne de cordero con hinojo y finas hierbas.
  • Ensalada de tomates, patatas con hinojo (tallo y bulbo troceados) y huevo duro.
  • Ensalada de lentejas, tomate e hinojo.
  • Hojaldre de queso de cabra con hinojo.
  • Infusión de frutos de hinojo con salvia y tomillo.
  • Bizcocho de chocolate con semillas de hinojo.                        

Otros usos del hinojo

En cosmética el hinojo se utiliza para fabricar jabones, elixires bucales y colutorios. Se ha integrado también en la fórmula de algunos dentífricos ecológicos. El aceite esencial de hinojo se emplea en aromaterapia para tratar la celulitis, los dolores reumáticos, sobre pieles grasas y envejecidas, y para aliviar las náuseas y las flatulencias. Se aplica en masaje, o añadiendo unas gotas al baño. La planta fresca se ha utilizado en algunos ambientes rurales para ahuyentar los insectos, y como aromatizador natural. Por otro lado, en verano y otoño los hinojos campestres pueden estar densamente colonizados de caracoles. Antiguamente, la gente del campo recorría los márgenes de los caminos donde había hinojos para recoger estos moluscos, que luego daban de comer a los animales de la granja, en especial a las ocas y patos. Y finalmente las hojas de hinojo se integran en arreglos florales, como base.

Actualizado: 20 de Enero de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Jordi Cebrián

Periodista especializado en plantas medicinales
Jordi Cebrián

PUBLICIDAD

Salud en cifras

60%
de los pacientes supervivientes de cáncer solicita algún tratamiento estético
'Fuente: 'Grupo de Expertos en Medicina Estética Oncológica (GEMEON)''

PUBLICIDAD