PUBLICIDAD

Belleza y bienestar
Manzanilla, mejora tus digestiones
Nauseas, vómitos o una mala digestión tienen su remedio con una buena infusión de camomila. Descubre las otras múltiples propiedades y aplicaciones de la manzanilla y la mejor forma de tomarla.
Escrito por Inma D. Alonso, Periodista experta en salud y bienestar

Otras aplicaciones de la manzanilla

Debido a sus propiedades antisépticas y antiinflamatorias, la manzanilla también puede aplicarse sobre la piel para tratar, entre otros:

Estas propiedades beneficiosas de la manzanilla se obtienen cuando se aplica a través de geles y ungüentos compuestos a base de camomila.

De igual forma, los baños de vapor o las inhalaciones son de gran ayuda para aliviar la inflamación de los senos nasales.

En los casos de reúma y artrosis también pueden realizarse masajes en la zona afectada con un preparado casero realizado a base de plantas de manzanilla romana y de aceite de oliva.

Al ser una planta rica en mucílagos –fibras solubles–, se utiliza en la preparación de productos destinados a curar cortes, heridas, granos de acné, orzuelos o la dermatitis. También puede aplicarse humedeciendo compresas o gasas en una infusión de manzanilla y dejando sobre la zona afectada durante unos 15 minutos.

Otro uso muy extendido de la manzanilla es en la elaboración de champús, tanto para aliviar picores y la descamación como en los tintes, ya que tradicionalmente se ha empleado para conseguir colores dorados en el pelo rubio o para aportarle más brillo.

Su aceite esencial está presente en aromatizantes y potenciadores del sabor. De igual forma, se emplea en la elaboración de cosméticos, perfumes, jabones o, incluso, en los cigarrillos.

Actualizado: 31 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

60%
de los pacientes supervivientes de cáncer solicita algún tratamiento estético
'Fuente: 'Grupo de Expertos en Medicina Estética Oncológica (GEMEON)''

PUBLICIDAD